fbpx
14.9 C
Huánuco
6 agosto, 2020
Actualidad Editorial

EDITORIAL. Enseñar a fiscalizar

No cabe ninguna duda que el Ing. Erasmo Fernández Sixto es un buen técnico y profesional a quien se le debería explotar al máximo, ya que se le está desperdiciando con las diferencias que mantiene con el gobernador, ahora con los consejeros regionales, con algunos directores sectoriales, que según sus propias palabras, no le entregan la documentación que requiere, no solo para fiscalizar, sino para corregir, para aportar.

Entendemos que también ansía el poder, después de varios intentos de llegar al sillón municipal como aprista, lo logró postulando con otro partido, y es obvio que también desee tener parte de esa capacidad de decisión en el Gobierno Regional. Lamentablemente, al parecer, sus primeras decisiones no fueron acertadas y terminaron cortando la relación con el gobernador, lo peor es que los escándalos ocurridos en 2019 afectaron de cierta manera el desempeño de la gestión.

Lo pasado pasado dice el refrán, ahora busca fiscalizar la gestión y se conoce que los consejeros se han divido en dos bandos. Curiosamente, ellos mismos se han hecho llamar el grupo de los 12 apóstoles y el grupo de los siete enanitos. El segundo grupo aparentemente apoya a Fernández.

Cualquiera sea el caso, la fiscalización es siempre necesaria para que una gestión no se descarrile y haga lo que le dé la gana. El deseo de todos los peruanos es el de luchar contra la corrupción, mal enquistada y quizá generalizada en todas las instancias administrativas, pero hay que confrontarla.

Como se sabe, el Ing. Fernández es también docente universitario, y esa es una razón más para intentar corregir las cosas y empezar a hacerlas bien. Sus alumnos, familia y sociedad en algún momento lo juzgarán. No se debería perder en una triste oficina del Gobierno Regional, se ofreció a trabajar con los consejeros, que llegaron a los cargos algo ciegos en la función administrativa. Ahora debería de participar y sumarse a la gestión.

El diálogo con el gobernador es necesario, también con los directores sectoriales, así su trabajo sería mayúsculo; y por supuesto, sin esperar algún desliz para usar como medio de ataque. De seguro, el ganador será nuestro departamento y esta ciudad.

Publicaciones Relacionadas

Exigen que asfaltado llegue a Raura

editorahora

Asociación de escritores elegirá a su primera junta directiva

adminahora

Extintores del Gobierno Regional inservibles

editorahora