17.7 C
Huánuco
10 abril, 2021

Editorial. Los insultos ganaron a los planteamientos políticos

En el día uno del debate electoral nacional, los candidatos a presidente de la República por los partidos políticos, se dedicaron a lanzar certeros ataques. Sobró el cinismo, la ironía y faltó lo más importante, propuestas de solución a los problemas del país.

Curiosamente, se reflejó el bajo nivel cultural y poca calidad educativa existente en nuestro pueblo, y por supuesto no podía faltar el criollismo, esa ‘pendejada’ tradicional del peruano, del cual muchos se sienten orgullosos. Tristemente, los mismos candidatos promueven eso.

La política es un arte extraordinario el cual es muchas veces utilizado para los beneficios e intereses de una élite. Si antes, los políticos eran insignes oradores que sabían jugar con sus palabras y por supuesto, también, engañar a la población para llegar al poder robar todo lo podían encontrar; los políticos de ahora, carecen del don de la palabra. Sin embargo, si algo tienen en común ahora y siempre, es que siempre querrán aprovecharse del Estado.

La gran mayoría de candidatos tiene serios antecedentes, unos más que otros obviamente, pero todos ofrecen y prometen solucionar el problema de la pandemia en 100 días.

Su desesperación para llegar al poder es tan grande, que no les interesa prometer lo que sea con tal de conseguir los votos de la ciudadanía. Obviamente, que no cumplirán, eso a la larga no les interesa, porque ya consiguieron su objetivo, llegar a la presidencia.

Al escuchar las propuestas de los candidatos, uno podría maravillarse o simplemente desilusionarse, porque la gran mayoría habla sin realmente entender la magnitud de los problemas del país. Otros, como Keiko y Ollanta, quienes con esta elección buscan evitar la cárcel, caso similar al del Vizcarra que se lanza al congreso.

No nos dejemos engañar por falsas ofertas y promesas imposibles. Algunos ofrecen construir hospitales y carreteras de inmediato cuando en realidad vemos en nuestra región, que en los últimos 10 años no se ha podido culminar los dos hospitales de Huánuco y Leoncio Prado.

No solo la estabilidad económica y jurídica de nuestro país está en juego, sino también la salud de todos nosotros los que vivimos acá. Es por ello importante que elijamos con responsabilidad al siguiente representante del país.

 

Publicaciones Relacionadas

Editorial. Llegó la hora

editorahora

Editorial. Apareció Bajonero

editorahora

ILUSTRACIÓN PREVIA A LAS ELECCIONES

editorahora