19.8 C
Huánuco
20 junio, 2021

Editorial. Sigue asesinando

Todos los días mueren cientos de personas en los diferentes centros de salud del país a causa de la COVID-19. De esta triste realidad no se escapa Huánuco. Hace poco más de 24 horas que perdimos a un amigo y alumno, honesto y trabajador. Teófilo Torres llegó a Huánuco a fines del 1998 y con su carácter empeñoso, acomedido y su sonrisa permanente, se supo ganar la confianza de propios y extraños. Tristemente el traicionero COVID se lo llevó a sus 40 años.

¿Cuántas vidas se podrían haber salvado si no nos hubieran estafado con las vacunas, si realmente se hubieran comprado a tiempo cuando se pudo? ¿Cuántas vidas podríamos evitar perder actualmente si el lagarto Vizcarra y compañía no nos hubieran estafado como país? Son más de 200 mil vidas perdidas en tan sólo un año.

Ojalá algún día se haga justicia y se sancionen a todos los responsables involucrados en una de las estafas más grandes de la historia del país. Entre ellos figura la exministra de la Salud, Mazzetti, quien trabajaba junto a Martín Vizcarra y quienes engañaron vilmente a esta población.

Por su parte, el Ejecutivo ha indicado que está elaborando nuevos planes de vacunación, sin embargo, si no se tienen las vacunas a la mano debido a que estas llegan de pocos, el 90% de la población seguirá vulnerable y en riesgo.

Recordemos que nuestro país pagó enormes sumas de dinero al laboratorio de la vacuna Sinopharm. En primer lugar, se hizo un depósito de garantía de 1400 millones de soles. Posteriormente se pagó por adelantado $26 millones por un millón de vacunas que hasta ahora no se completan. Entonces, ¿Cree usted que fue un acuerdo justo o que nos estafaron?

Ya está en nuestro país la variante india que ha sido identificada como la más peligrosa y mortal hasta el momento en todo el mundo. Solo en Reino Unido, esta variante ha logrado disparar el nivel de contagios en un 90% y hablamos de un país donde el proceso de vacunación es acelerado.

Dicho esto, en nuestro país se puede apreciar a menudo que mucha gente ha empezado a tomar a la ligera el virus, lo cual podría ser mortal. No bajemos la guardia y protejamos a nuestras familias y a nosotros mismos.

Con este virus no se puede jugar, ni minimizar sus consecuencias.

 

Publicaciones Relacionadas

“Nunca me enfermaba”: un médico al borde de la muerte por la COVID-19

editorahora

Editorial. La COVID-19 y el aumento de la corrupción

editorahora

Editorial. Sentencia ejemplar

editorahora

Editorial. El milagro de las vacunas

editorahora

Editorial. Nueva planta de oxígeno

editorahora

editorial. Sello Safe travels

editorahora