20.7 C
Huánuco
25 noviembre, 2020
Image default
Actualidad Educación Especial

Educación inclusiva: un lejano anhelo de las personas con discapacidad

Por: María Auxiliadora Pereira

Existen personas que superan con tenacidad las dificultades que se les presentan en la vida; mientras, existen otras que además tienen que superar las propias para encontrar su lugar en este mundo. Tal es el caso de Andy Patrick Fernández López, un joven de 26 años con discapacidad auditiva; quien junto a su madre Ylma López Bautista ha luchado por recibir una educación inclusiva.

Andy nació cuando todavía la inclusión de las personas con discapacidad no era siquiera un asunto de minorías. Sólo algunas escuelas privadas de educación básica regular permitían el ingreso de alumnos con habilidades diferentes.

“Comenzó a estudiar a los tres años en el Colegio Santa Teresita de Tingo María. Después de los 7 años comenzó a sobresalir por su capacidad intelectual; fue cuando ingresó al colegio de oyentes Javier Pérez de Cuellar”. Narra López Bautista en una entrevista con el diario AHORA.

La madre de Andy señala que desde muy niño le decían que su hijo debía adecuarse a un colegio de oyentes; cuando era el colegio quien debía buscar las herramientas para recibirlo a él.

Educación inclusiva: un lejano anhelo de las personas con discapacidad

“Cuando quiso hacer quinto año de secundaria me dijeron que no podían inscribirlo porque iba atrasar a los demás compañeros; que le iba a quitar tiempo a los profesores, que iba a representar una carga. Sin embargo, mi hijo demostró ser todo lo contrario y superó en notas a todos sus compañeros”.

Los sueños truncados de Andy

Estudiar Ingeniería en Sistemas era uno de los sueños de Andy; pero la Universidad Nacional Agraria de la Selva (UNAS) no estaba capacitada para ofrecer una educación inclusiva.

“Me pidieron que enviara oficios, que me reuniera con cada uno de los docentes y yo hice de todo; mi hijo era invisible para esa universidad. Nadie se comunicaba, no había ningún esfuerzo de la institución por integrarlo y ayudarlo. Un día hablé al rectorado y me dijeron que mi hijo no era problema de ellos; si quería un intérprete tenía que haber 10 chicos sordos en el aula”.

La impotencia y frustración hicieron que Andy abandonara aquella universidad y su carrera; para intentar nuevamente en la UDH de Huánuco en Administración de Empresas.

“La UDH tampoco está del todo capacitada en cuanto a la educación inclusiva; hay profesores que si te toman en cuenta, pero hay otros que no. Sin embargo, Andy logró llegar al octavo ciclo de su carrera; pero tuvo que dejarla por problemas económicos”, destaca su madre.

La educación está lejos de ser inclusiva

Bautista añade que a pesar de los esfuerzos de algunas instancias por promover la educación inclusiva; se está muy lejos de lograr el verdadero objetivo.

“Falta mucho. Por ejemplo, las profesoras en Tingo María están muy lejos de ofrecer una educación acorde a las personas con discapacidad. Falta mayor capacitación hacia los docentes”.

Educación inclusiva: un lejano anhelo de las personas con discapacidad

Lizbeth Yllanes, jefa de la Oficina Defensorial de Huánuco, asegura que actualmente se encuentran 2637 alumnos; los cuales están registrados en el sistema de educación básica especial, educación básica regular, educación básica alternativa y técnico productiva.

Asimismo, Yllanes resalta que, hasta el 2019, el 86 % de la población con discapacidad; no había podido acceder al sistema educativo.

“La educación inclusiva es un proceso orientado a atender la diversidad de los estudiantes para asegurar su acceso, permanencia, participación; así como también, logros de aprendizaje en todas las etapas, niveles y modalidades”.

En este sentido, Yllanes añade que a nivel regional existe una partida presupuestal por más de 1 millón 541 609; sin embargo, el nivel de ejecución es de 55.9 %.

“Esto es preocupante porque tenemos diversas necesidades, los padres y docentes han reiterado en diferentes oportunidades; se necesita de una atención urgente por parte del Estado para mejorar las condiciones del servicio que se está brindando”.

Supervisión a las 11 UGEL de la región

Existen tres Ugel que no están atendiendo a las personas con discapacidad, una de ellas es la de Lauricocha; no posee un registro de las personas con discapacidad de los centros educativos. Asimismo, la Ugel de Huacaybamba donde el 51 % de los alumnos con discapacidad no están interactuando con los docentes.

Una ayuda para Andy

Actualmente, Andy necesita encontrar un trabajo que le permita culminar sus estudios universitarios. Aquellas personas interesadas en colaborar pueden comunicarse al 910 003 429.

Lea también:

Defensoría del Pueblo informa sobre educación inclusiva

¿Qué es la inclusión educativa? Características, definición y marco legal