23.1 C
Huánuco
5 julio, 2022

El arte de plagiar

Últimamente, se ha puesto de moda el arte de plagiar, esto luego que se descubriera que las más altas autoridades del país habrían plagiado en sus respectivas tesis, ya sea grado, maestría e incluso de doctorado.

Las faltas, no únicamente vienen por parte de los ex estudiantes, sino también de las universidades. Por el lado de los estudiantes se aprecia una falta de ética, irrespeto y poco compromiso hacia la originalidad, asimismo, dan a entender que solamente les habría importado el cumplir con la realización del documento requerido para lograr el grado. 

Mientras que por parte de la universidad, de manera similar, parecería no existir compromiso alguno hacia la excelencia educativa, sino hacia el compadrazgo y beneficio económico. 

Conocemos muchos profesionales que sí se han quemado las pestañas para conseguir los logros educativos que actualmente sustentan y de todas las áreas académicas. 

Como docente hemos estado en esa línea, estudiando y trasnochándonos para preparar nuestras clases y exámenes, evitar el plagio por parte de algún alumno “palomilla”. En aquellos años hasta nos subíamos sobre una silla para ver el panorama y controlar a más de 50 alumnos en el aula. 

No solo se trataba que el alumno apruebe cierta materia, sino sobre todo de mostrarles y enseñarles que son sus valores y su esfuerzo lo que al final del día hace la diferencia.

Ese esfuerzo que termina generando cierta satisfacción por haber logrado algo a base de tu sudor y arduo trabajo, y no porque alguien te haya regalado algo. 

Por ello provoca gran decepción que varios de los actuales funcionarios, responsables de importantes puestos en el Estado, inclusive el mismo presidente de la República, se descubra que simplemente hayan copiado y pegado un trabajo de un tercero para presentarla como su tesis. Más decepción genera que incluso este mal trabajo haya sido aprobado por un jurado avalado por una universidad que se hace llamar de prestigio. 

De otro trabajo de la universidad se haya prestado para la aprobación de dicho documento.

Si es que roban de esa manera, ¿Qué otras cosas más podrían estar haciendo bajo el cargo el cual sustentan?

Si no existe un mínimo código de ética en el profesional, ¿Cómo podemos esperar que realmente intenten hacer un trabajo en beneficio de todos los peruanos? Y que obviamente no estén haciendo todo lo contrario, en beneficio de su bolsillo y de los de un grupo cercano.

 

Publicaciones Relacionadas

Se buscan dirigentes

editorahora

Por qué no reclamaron antes

editorahora

Organización criminal

editorahora

A iniciar las obras

editorahora

En el Perú el más corrupto de Latinoamérica

editorahora

El cambio climático

editorahora