15.7 C
Huánuco
17 mayo, 2022

El Pasaje Sarratea

Tenemos que pensar fríamente que las decisiones que tomamos para elegir autoridades, definitivamente no son las mejores. Prueba de ello es nuestra autoridad regional, quien ha defraudado a todo el departamento. Por otro lado, tenemos al presidente electo, Pedro Castillo, cada vez más envuelto en irregularidades debido a  “ciertas coincidencias”. 

Es que “tenemos mala suerte para presidentes de la República. Recordemos que a algunos no se les inició procesos de investigación hasta el final de su mandato, para luego escapar del país como Toledo o terminar suicidándose como García. 

Penosamente, ninguno se salva y por supuesto, todos hablan de honestidad, valores y principios… 

Por las circunstancias de la vida (por así decirlo), Castillo se reunió con una empresaria llamada Karelyn en su casa de Breña, Pasaje Sarratea, donde llegó con una bolsa aparentemente pesadita y salió sin ella. Para no pensar mal, posiblemente se trataba de hojitas de coca para masticar con Bellido. Y “coincidentemente” después de esa ‘boleada’, terminó ganando una licitación de más de 200 millones de soles.

De manera similar, Castillo se reunió con un empresario que dos semanas después terminó ganando una licitación de 75 millones de dólares.

¿Es que acaso reunirse con Castillo es de muy buena suerte? Seríamos muy ilusos de apelar a la suerte en esta situación, sin embargo, hay mucha gente que todavía cree en el presidente.

Recordemos que lo más insólito que ha sucedido en palacio ha sido encontrar 20 mil dólares en el baño del despacho presidencial. Posiblemente eso también fue una coincidencia…

El principal involucrado aquí fue su brazo derecho y exsecretario, Bruno Pacheco, quien terminó dando declaraciones diciendo que hay mucha gente que lo envidia y que se cuelgan de su nombre para hacer dinero. Definitivamente, un ego más grande que el Campo de Marte.

A pesar de las series de imputaciones y denuncias que involucran a Castillo, la fiscalía ha demorado demasiado en reaccionar y es muy probable que a estas alturas no encuentre nada.

Como siempre, solamente nos queda esperar y ver cómo se desarrolla toda esta historia. Sólo esperamos que nuestro país no siga hundiéndose por la inestabilidad política, la misma que al final del día, continúa afectando la economía y haciendo pobres a la gran mayoría de peruanos.

Publicaciones Relacionadas

Con su propia medicina

editorahora

La ciclovía, dinero perdido

editorahora

Colegio Hermilio Valdizán sigue en problemas de construcción

editorahora

Reactivar las obras abandonadas

editorahora

Malecón Walter Soberón

editorahora

S/30,000 por la “cabeza” de Juan Alvarado

editorahora