14.8 C
Huánuco
18 mayo, 2022

El peligro de los camales clandestinos

Probablemente no sea de sorprender que dentro de nuestra ciudad exista un gran número de camales clandestinos. Lo cierto es que, la falta de control y desidia de las autoridades respectivas, es más que evidente. Por decir, el caso del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), institución encargada de inspeccionar, verificar y certificar a los camales ha demostrado gran incapacidad para esta tarea cuando autorizó a diestra y siniestra el funcionamiento de camales para beneficiar pollos en los mercados.
Si recordamos hace unos meses atrás se planificó un operativo para los establecimientos de beneficio y expendio de pollos, la Defensoría del Pueblo señaló que al operativo asistieron todos los sectores comprendidos con excepción del Senasa. Curiosamente, todos estos locales lucían una limpieza nunca antes vista, con mucha higiene y orden, algo que es poco usual en estos establecimientos. Este hecho generó suspicacia, al extremo de llegar hablarse de un “filtro” que había advertido a estos del operativo. No se encontró infractores.
No hay duda de que el camal municipal, con más de 40 años de funcionamiento, ya colapsó. Es esencial una remodelación o la construcción de una nueva infraestructura, y, hasta probablemente, una reubicación, a fin que brinde las medidas de salubridad necesarias al igual que un suministro que vaya a la par con la demanda. Con ello se podría evitar que negociantes de carnes rojas beneficien sus animales, a ocultas sin la supervisión del personal de Salud, y de seguro, en el suelo y con agua sucia y así llega a los mercados furtivamente sin que los administradores se percaten y si se enteran, “arreglan”.
Se debe tener más cuidado con este problema que nos afecta a toda la población directa e indirectamente, y que sirva para que las autoridades municipales prioricen a corto plazo para contar con un moderno camal municipal.

Publicaciones Relacionadas

Elecciones internas y democracia

editorahora

Con su propia medicina

editorahora

La ciclovía, dinero perdido

editorahora

Colegio Hermilio Valdizán sigue en problemas de construcción

editorahora

Reactivar las obras abandonadas

editorahora

Malecón Walter Soberón

editorahora