22.2 C
Huánuco
5 marzo, 2021

Final con zamba

Tras la clasificación de Palmeiras, Santos logró su pase luego de derrotar por 3-0 a Boca Juniors, que tuvo a Carlos Zambrano en la banca de suplentes.

El Peixe que dirige Alexi Stival “Cuca” despachó con solvencia en el estadio Vila Belmiro al campeón argentino, tras el 0-0 en Buenos Aires.

Un partido que fue controlado por el elenco ‘blanco’ desde los minutos iniciales, y que encontró abrir el marcador sobre los 16′ tras anotación de Pituca. Un balón que quedó suelto en el área ante el desconcierto de la defensa ‘xeneize’. Diego Pituca no dudó en rematar de zurda y dar el grito de gol en casa. Boca no tuvo reacción en esa primera mitad y Santos pudo controlar el juego hasta el entretiempo.

Para la segunda mitad, Boca salió con la ilusión de igualar las cosas para pelear su pase a la final de la Libertadores. Sin embargo, la genialidad del venezolano Soteldo se hizo presente apenas a los cuatro minutos de la segunda parte. Un remate desde la banda izquierda al palo del portero Andrada para poner el segundo en el marcador.

Tras el gol, el conjunto argentino quedó en desconcierto y esto aprovechó bien Santos que a los dos minutos del segundo encontró el tercer gol definitivo en los pies de Lucas Braga.

Los ‘xeneizes’ sintieron el impacto de esos goles rápidos y además sobre los 56 Frank Fabra vio la roja por un fuerte pisotón contra el rival.

En los minutos restantes los brasileños tuvieron opciones para aumentar aún más el marcador pero el arquero Andrada respondió bien cuando fue requerido y evitó que Boca perdiera por más goles.

Es la segunda final brasileña de Libertadores desde 2006, cuando Internacional de Porto Alegre venció a Sao Paulo, Santos y Palmeiras lucharán por el título el 30 de enero en el mítico estadio Maracaná para conocer al nuevo campeón de América, por ahora el título lo sigue teniendo también un equipo brasileño: Flamengo.

Publicaciones Relacionadas

Una máquina de goles

editorahora

No le teme a nadie

editorahora

Confía en salir del mal momento

editorahora