25 C
Huánuco
12 agosto, 2022

Hábitos que se pueden adoptar para controlar la presión arterial

La presión arterial es la fuerza con que la sangre empuja contras las paredes de las arterias durante el proceso de circulación.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, existen varios factores que pueden afectar la presión arterial. Por ejemplo: la cantidad de agua y de sal presentes en el cuerpo. El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos. Los niveles hormonales.

También las investigaciones recogen que las personas son más propensas a desarrollar problemas de presión a medida que se envejece. Esto ocurre porque los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad.

La hipertensión arterial, además, aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal o muerte prematura.

Los siguientes grupos poblaciones son más propensos a desarrollar hipertensión: personas obesas, personas que, con frecuencia, se sientan estresadas o ansiosas, aquellos que toman demasiado alcohol, quienes incluyen demasiada sal en su dieta, tienen antecedentes familiares de hipertensión arterial, padecen diabetes y fumadores.

Si usted ya se ha recibido un diagnóstico de hipertensión, el paso a seguir consiste en consultar al médico sobre qué cambios en el estilo de vida se deberían adoptar, asimismo, determinar si es necesario consumir algún medicamento.

La Organización Mundial para la Salud (OMS) detalla algunas recomendaciones para prevenir eventuales problemas de presión arterial: reducir la ingesta de sal, consumir más frutas y verduras, realizar actividad física, no consumir tabaco, reducir el consumo de alcohol, limitar la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas y eliminar/reducir las grasas trans de la dieta.

Respecto a qué hábitos adquirir para controlar la hipertensión y evitar complicaciones de salud, la OMS sugiere reducir y gestionar el estrés, medir periódicamente la tensión arterial y tratar otros trastornos que pueda presentar la el paciente.

Por su parte, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos anota consejos como consumir una alimentación cardiosaludable que incluya potasio y fibra, tomar mucha agua, hacer al menos 40 minutos de ejercicio aeróbico de moderado a vigoroso, al menos tres o cuatro días a la semana, no fumar, reducir la cantidad de alcohol que se consume (si es el caso), reducir la cantidad de sodio (sal) que se ingiere, reducir el estrés, evitar escenarios que causen dicha sensación, probar con meditación o yoga para desestresarse, y mantener un peso corporal saludable.

DATOS

Presión arterial normal: sistólica menor de 120 y diastólica menor de 80.

Alta (sin otros factores de riesgo cardíaco): sistólica de 140 o mayor y diastólica de 90 o mayor.

Alta (con otros factores de riesgo cardíaco): sistólica de 130 o mayor y diastólica de 80 o mayor.

Peligrosamente alta: sistólica de 180 o mayor y diastólica de 120 o mayor.

Te puede interesar 

Azúcar: 3 beneficios de reducir su consumo

Publicaciones Relacionadas

Más del 83% tienen la primera dosis en el departamento

EditorAhora

Nueve fallecidos con COVID-19 en lo que va de julio en Huánuco

EditorAhora

INS: Sexo casual favorece el contagio de la viruela del mono

DAYO

Huánuco con alto índice de mortalidad por cáncer de próstata en el Perú

EditorAhora

Más de 196 mil personas se ha vacunado con la tercera dosis de la COVID-19

EditorAhora

Meriendas escolares deben contener alimentos bajos en azúcar y carbohidratos

EditorAhora