19.7 C
Huánuco
20 septiembre, 2020
Image default
Nacional

Inician investigación a jueces que favorecieron a senderistas

La Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), que jefatura la magistrada suprema Ana María Aranda Rodríguez, ordenó una investigación preliminar contra los tres miembros de la Sala Superior que dio recientemente arresto domiciliario a los cabecillas senderistas Osmán Morote Barrionuevo y Margot Liendo Gil.
El trío de jueces de la Sala Superior de Justicia otorgó la semana pasada el arresto domiciliario a los senderistas Osmán Morote y Margot Liendo Gil, y ahora deberán responder por una presunta inconducta funcional a raíz de la medida. Ellos son René Martínez Castro, Edhín Campos Barranzuela y Hans Contreras Cuscano.
Las pesquisas han sido encomendadas al juez superior titular Camilo Luna Carrasco, miembro de la Unidad de Investigación Anticorrupción, quien, según se dio a conocer en medios judiciales, citará a los colegiados inmersos en las pesquisas a fin de conocer las razones legales para haber dispuesto que Morote y Liendo Gil se encuentren ahora con arresto domiciliario.
Por lo pronto, trascendió que el juez investigador de esos hechos está abocado en imbuirse de todo el material periodístico publicado como resultado del discutido fallo dictado por los tres miembros del Colegiado E de la Sala Penal Nacional, a fin de contrastar todo ese material con las declaraciones que los magistrados en cuestión deberán realizar oportunamente.
Una de las cuestiones que será tomada en cuenta por el magistrado investigador Luna Carrasco será el hecho de que los condenados por terrorismo Morote Barrionuevo y Liendo Gil pagaron cada uno los S/10 mil que le impuso el tribunal por concepto de caución. En tanto, no han desembolsado nada de los S/3 700 millones que se les fijó por reparación civil a favor del Estado.
Los S/3 700 millones de reparación civil fueron impuestos a la pareja senderista para de esa manera resarcir al Estado los daños causados contra locales públicos y privados del país, independientemente de las miles de muertes de civiles y militares durante los casi veinte años de vigencia de la ola terrorista impuesta por Sendero Luminoso.