25.2 C
Huánuco
21 octubre, 2021

Israel Hilario: Humildad, entrega y solidaridad

Escrito por: Iraldia Loyola   

Cae la lluvia suavemente sobre la ciudad, motos, bajajs, unas que otras camionetas apresuran su viaje por las calles mojadas. En cada semáforo, al color ámbar le sucede el agobiante ruido del claxon de los vehículos, ese bullicio de siempre al que muchos están ya acostumbrados.

En la Plaza Mayor de Huánuco, el fresco y suave olor a petricor alienta la mañana. Las avecillas posadas sobre los Jacarandas con sus trinos han iniciado el festejo.

Hace tan solo unas semanas lo vimos a través de la pantalla aparecer entre el pelotón de paraciclistas en Tokio 2020, para después perderse entre la neblina y una lluvia intensa. Hoy, en la Plaza Mayor, donde alguna vez jugó y trabajó junto a sus amigos, ante nuestros ojos, con atenta mirada, aparece la figura del campeón mundial, el ciclista paralímpico que añoró la suave brisa de su terruño.

Un abrazo sincero ha sido el final de una prolongada espera en la distancia. La cuarentena como a todos no nos dejó otra opción más que posponer muchos sueños y metas. Ahora que cae ligera la garúa, un cálido abrazo del hermano, hijo, amigo o padre que no se pudo dar durante la cuarentena, abriga nuestros sueños y el día que recién ha empezado.

Israel Hilario, campeón del mundo y campeón de la Copa del Mundo en Sudáfrica, ha vuelto a su tierra desde el país del sol naciente, con un diploma paralímpico, con el que revalidó el sexto lugar que también obtuvo en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016.

Ahora en su tierra natal, recorre sus calles acompañado de sus pupilos, nuevos jóvenes talentos que se alimentan de las enseñanzas de su maestro, cada minuto junto a él cuenta, entonces nos reafirma que “en nuestro país estamos retrasados todavía en cuanto a cultura deportiva se refiere”, y está en lo cierto, de seguro muchos de los que nos leen ahora asociarán el deporte solo con el fútbol. Lo cual es un gran error. Pues en Huánuco hay mucho talento. Y hay que dejar claro que, no solo a nivel deportivo, sino también dentro de todas las artes. “Existe mucho talento joven,  pero lo lamentable es que a veces esos jóvenes, por falta de apoyo, no llegan a destacar. Aún siendo muy buenos”, comenta Hilario. 

Israel es un valiente luchador, desde su época de adolescente en la que sufrió un accidente, ha luchado incluso contra él mismo para ganarle la batalla a la depresión en la que cayó cuando tuvieron que amputarle la  pierna izquierda, desde allí, su vida cambió radicalmente. “El ciclismo me salvó” , recalca con nostalgia.

Gracias a su tenacidad y perseverancia logró posicionarse entre los mejores a nivel nacional. En los últimos diez años ha logrado colocarse dentro de los mejores del mundo, logrando el campeonato mundial en el 2015. 

La mañana siguiente nos recibió con una ligera llovizna, otra vez la historia  empezaba en la Plaza Mayor de Huánuco, un gran contingente policial resguardaba el hotel donde se aloja, pero no, no era por su presencia sino por la de una ministra.

El más grande ciclista que ha dado Huánuco al mundo regresaría esta vez para visitar uno de los complejos arqueológicos más importantes de la historia. Este día la ruta sería a modo de entrenamiento de Huánuco a Kotosh, desde el país del sol naciente al templo más antiguo de América, las manos cruzadas de Kotosh. 

A ritmo de los pedales, cuyo rumbo lo marcaron ellos, llegamos al lugar antes mencionado. Kotosh era todavía un gran montículo de tierra cuándo Israel la vio y la visitó por primera vez. Hoy, más de 20 años después, ha regresado a disfrutar de su encanto, de esa fuerza mágica que solo en el templo se logra percibir.

Paradójicamente y al mismo tiempo, tanto el personaje como la zona visitada había coincidido con el país del sol naciente, la zona fue por primera vez investigada por japoneses y nuestro campeón mundial ha regresado de Tokio con un diploma olímpico para regalárselo a esta tierra de la que guarda sus primeros recuerdos de infante.

Hay tantas experiencias de vida que nos enseñan, pero también a lo largo de nuestra historia han existido y existen personajes que se han hecho grandes por su trabajo constante, esfuerzo y dedicación. Estos personajes son los que inspiran y los que su tierra jamás olvida. Israel Hilario, Ciclista Paralímpico, es de estos personajes cuya humildad, entrega y solidaridad hacen de él un gran ser humano. 

 

Publicaciones Relacionadas

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO – William Huasco Espinoza

editorahora

Montevideo, paraíso pachiteano

editorahora

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO – Eduardo Cervantes (Eduardo Melchor Espinoza Cervantes)

editorahora

Presentaciones de libros regresan a las salas y auditorios

editorahora

Huanuqueños del Bicentenario – Mario Ambrosio Malpartida Besada

editorahora

Filomena Ramos: El turismo es tarea de todos y todas.

editorahora