21.5 C
Huánuco
9 mayo, 2021

La Copa del Rey

Con una soberbia actuación de Messi, Barcelona goleó a Athletic de Bilbao por 4-0 y se coronó campeón de la Copa del Rey en España.

 En La Cartuja de Sevilla, el Barcelona de Ronald Koeman inauguró su casillero de títulos con una final en la que avasalló al Athletic y en la que no se desanimó por fallar una mano de ocasiones.

Metió cuatro goles en trece minutos en la segunda mitad para levantar de forma majestuosa, el primer trofeo del equipo azulgrana en tiempo de pandemia. Pudo festejar Laporta, en la mayor alegría desde su regreso. Pudo vibrar el entrenador y la plantilla. Messi pudo gritar de euforia porque metió dos tantos, protagonizó un partidazo y porque fue el rey sol del que siempre será el equipo de su vida, el Barcelona, haga lo que haga. Pero no venció solo. Estuvo bien secundado por Griezmann, que abrió el resultado. Y sobre todo, por un De Jong descomunal, que marcó un tanto e intervino en otros dos de forma capital. 

Tanto el equipo y el club, se ganan la oportunidad, sin renunciar a la pelea por la Liga, de construir unas bases para el porvenir con un trofeo en las vitrinas. Con esta victoria, Koeman se gana el mérito para continuar la próxima temporada. En una entidad tan inestable, esta Copa sabe a tiempo para mejorar, para crecer, aunque no haya un euro en la caja.

El Barcelona no ganaba este trofeo desde 2018, mientras que el Athletic, que superó al Barcelona en la Supercopa de España, perdió su segunda final copera seguida, tras caer ante la Real Sociedad hace catorce días.

Publicaciones Relacionadas

De vuelta a La Victoria

editorahora

¡Por primera vez!

editorahora

Cortaron la mala racha

editorahora