16.6 C
Huánuco
16 octubre, 2021

La princesa Marta Luisa de Noruega cumplió 50 años

Martha Luisa de Noruega llega a sus 50 años. Nació el 22 de septiembre de 1971 en el Rikshospitalet de Oslo y es la primogénita del rey Harald y Sonia de Noruega. Lleva los nombres de su abuela Martha y su tatarabuela Luisa.

Cuando vino al mundo existía en el reino de Noruega la Ley Sálica, lo que le impedía, como mujer, llegar a reinar. Sin embargo, años más tarde fue abolida, instaurándose la Ley de progenitura, sin embargo ella decidió que no sería reina, y se trasladó el título de heredero a su hermano menor Haankon.

La vida de Martha Luisa se ha caracterizado por no sentir apego hacia las tradiciones palaciegas. Los actos oficiales parecen aburrirle y desde hace tiempo su vida ha estado marcada por cierta inclinación hacia lo esotérico.

Marta Luisa de Noruega

La princesa, nunca quiso ser reina, pero lo fue. O lo más parecido a una reina que se puede ser. Ocurrió durante unas pocas semanas, en enero de 2004, por una curiosa conjunción astral. Su padre, el verdadero rey, Harald, se recuperaba de una infección hospitalaria tras ser intervenido, en diciembre anterior, de un cáncer.

Su hermano Haakon, quien debía ser regente, estaba de baja de paternidad tras el nacimiento de su primogénita, Ingrid Alexandra. Y, durante apenas un mes, Marta Luisa fue regente, casi reina, de su país. Hasta ahí su experiencia. No le interesaba profundizar más. Nunca quiso ser soberana, pese a que tuvo la oportunidad. Porque ella siempre ha sido diferente.

Podría haber sido Marta Luisa una princesa con trono, al ser la primogénita. Aunque tenía un hermano pequeño al que le correspondía por ley reinar (una norma que cambió sin retroactividad en 1990), ella fue consciente en su adolescencia de que se quedaba atrás solo por ser mujer.

Sus padres le preguntaron si quería abrir esa puerta, discutir la posibilidad de un cambio legal en la Constitución para poder ser soberana. Pero ella prefirió renunciar en su hermano menor, Haakon.

Y ya sin trono también podía ser una aristócrata sin pretensiones ni ocupaciones, viviendo una vida de feliz mujer casada a las afueras de Oslo, o haciendo a sus hijas crecer bilingües en una gran capital europea de su elección. Y también lo fue.

Tras casarse con Ari Behn en mayo de 2002, pasó una temporada en la zona de Baerum; después vivieron en Londres. Pero entre tanto tuvo sus propios negocios, escribió libros infantiles y, afirmaba ella, desarrolló unas supuestas dotes curativas e incluso hablaba con los ángeles

Te puede interesar

Da a luz a su primera hija ‘La princesa Beatriz de York’

Publicaciones Relacionadas

Bill Cosby: otra demanda por abuso sexual a poco tiempo de salir de prisión

Hildrid Rodriguez

Carlos Bonavides organizó recolecta para apoyar a Laura Bozzo y no encontró receptividad

Hildrid Rodriguez

El príncipe William: envía mensaje a los millonarios que impulsan los viajes comerciales a otros planetas

Hildrid Rodriguez

Netflix: códigos ocultos en los móviles para ver nuevas series y películas en la plataforma

Hildrid Rodriguez

Paulina Rubio: “Me sentía muy estúpida de sentirme que tenía problemas, viendo que realmente el mundo necesitaba ayuda”

Hildrid Rodriguez

Paris Hilton tuvó una despedida de soltera atípica ya que su prometido fué el invitado en primera fila

Hildrid Rodriguez