17.8 C
Huánuco
21 enero, 2022

La Semana Santa

En estos tiempos la Semana Santa ha perdido su esencia y significado como fecha de reflexión, recogimiento y de fiesta de guardar, en conmemoración de la pasión y muerte de Cristo, quien dio su vida para salvarnos del pecado, como inculcó la religión Católica a su creyentes.
En nuestra época de niñez y juventud, esto se cumplía estrictamente porque así nos lo enseñaron nuestros padres y abuelos. Desde el miércoles hasta el domingo todo era recogimiento y devoción, era tiempo de ir a rezar, visitar las iglesias y participar en las ceremonias litúrgicas.
No estaba prohibido, pero no se podía escuchar cualquier clase de música, las emisoras ponían solo música sacra y clásica durante los días de guardar; no se comía carnes rojas y aves, solo pescado; las damas se ponían ropa negra y usaban velos para ir a las misas o procesiones; la cosa llegaba al extremo que no se podía ni decir lisuras, solo se podía ver películas de la pasión de Cristo y por supuesto, las fiestas y actividades de diversión estaban prohibidas.
Hoy, estas sanas costumbres se han desactivado por completo, las costumbres y la mentalidad de la gente han cambiado por actividades nocivas. Los días de Semana Santa son utilizados para diversiones de toda índole o para viajar. La perdición es tal que se aprovecha estos días para dar rienda suelta a la práctica de todos los vicios habidos y por haber, hasta llegar a los extremos de mayor perversión. Se ha llegado a una situación que todos los valores ya son letra muerta. ¿Hasta dónde llegará el hombre con tanta podredumbre y autodestrucción? ¿Estamos llegando nuevamente a la época de Sodoma y Gomorra? ¡Señor, ten piedad de nosotros!

Publicaciones Relacionadas

Crimen ecológico

editorahora

PLAZOS QUE NO SE CUMPLEN

editorahora

La realidad educativa

editorahora

Llegó la tercera ola

editorahora

El transporte caótico en la ciudad

editorahora

Rechazo unánime contra Acuña

editorahora