25.2 C
Huánuco
21 octubre, 2021

LAS LECCIONES DE LA HISTORIA

Escrito por: Arlindo Luciano Guillermo

Abimael Guzmán Reinoso, docente, doctor en filosofía y cabecilla de Sendero Luminoso, representa un período de horror, zozobra cotidiana, muerte por doquier, destrucción, tragedia, dolor inconmensurable, devastación y una aberrante opción política e ideológica de llegar al poder con las armas y la violencia exacerbada y necrofílica. El presidente Gonzalo se autodenominó “la cuarta espada del marxismo” y “líder de la revolución comunista internacional”. Megalomanía, vesania, culto a la personalidad. Demencial ideología, fanatismo, sin una chispa de razón ni tolerancia. Si existe el infierno, tal como Dante Alighieri lo describió en la Divina comedia, Abimael debe estar compartiendo, inmerecidamente, el noveno círculo con Judas Iscariote, el felón de Cristo, cuyo castigo es ser devorado por la cabeza. El sábado 11 de septiembre (20 años del atentado de las Torres Gemelas en New York y un día antes de cumplirse 29 años de la captura de la cúpula SL por el GEIN) las redes sociales reventaban de comentarios y memes: “murió la bestia”, “murió el perro, pero la rabia sigue”, “púdrete, maldito”. Tanto odio y rechazo contenidos, por supuesto comprensibles, hay en el Perú contra a Sendero Luminoso y el MRTA y a las acciones político-militares que perpetraron con perversidad y bestialidad durante más de una década.

Sin embargo, hay lecciones que se deben aprender porque el riesgo de la violencia con otros actores, motivaciones y circunstancias es latente. Ya no será del campo a la ciudad, no será el “poder nace del fusil”, pero sí en el congreso, en la calle, en las redes sociales, en el dogmatismo ideológico y la intolerancia política. 1. El camino para construir una sociedad democrática, plural, con Estado de derecho y libertad no es la violencia terrorista ni la lucha armada, sino el debate político, las elecciones y la participación y representatividad ciudadanas. El comunismo es arqueología ideológica y destrucción del tejido social. 2. Abimael Guzmán ha sido la negación de la democracia, la justicia social, el respeto institucional y los derechos humanos; nunca más un “líder mesiánico” (religioso, político o ideológico), genocida, que mandó, previa lobotomía maoísta, al matadero, con el cuento de la “república popular de nueva democracia”, a jóvenes universitarios y profesionales; campesinos quechuahablantes fueron asesinados cruelmente como en Lucanamarca en 1983. 3. La historia no es para aprender de memoria fechas ni encumbrar personajes, sino un espejo donde miramos el destino de una nación. En la década del 80 (inicio de la lucha armada), mi generación era adolescente. Entendimos (con limitaciones) la dimensión de la violencia subversiva y de terror creciente en la universidad.  3. La memoria histórica (una alarma diaria) es clave para no repetir la tragedia de la barbarie senderista; así como fortalecer y ejercer democráticamente el juicio crítico y la lectura interpretativa para ingresar a la arena del debate, el esclarecimiento y el desenmascaramiento de los proyectos políticos nocivos para la democracia. El insulto iracundo y el argumento banal no aportan, sino debilitan la institucionalidad democrática y el pensamiento social. 4. Es necesario e impostergable leer (y releer) con detenimiento el Informe Final de la CVR y la literatura publicada sobre la violencia senderista y la respuesta del Estado. En 20 años, la guerra terrorista dejó 69,280 muertos. Según la CVR, el 54% es de autoría de Sendero Luminoso, es decir, más de 30 mil. Esto no es ficción literaria. 5. Aún, cuando es frágil, precaria, vulnerable, con líderes cuestionados, en el Perú no tenemos otra opción que la democracia y la alternancia del poder. El ejercicio responsable de los derechos ciudadanos y políticos, amparados por la Constitución, sin amenaza ni coacción, garantizan la participación cívica y libertad de expresión. Dice Cesar Hildebrandt (10-9-2021): “El senderismo militar fracasó. La versión política del senderismo intenta hoy una solapada reivindicación”. Matanzas, ajusticiamientos populares, cochebombas, aniquilamiento selectivo y paros armados son amarguras, episodios tremebundos. 6.  El machismo brutal, achorado y, a veces, disimulado, la misoginia, la intolerancia, la exclusión social, el racismo de doble filo y la intransigencia política e ideológica no construyen democracia, ni institucionalidad, menos igualdad y justicia. 7. El mesianismo en la política es altamente peligroso y absurdo, pero aparece de vez en cuando. Después de Cristo no hay mesías, sino grandes líderes como Nelson Mandela, Martín Luther King, Gandhi, Madre Teresa de Calcuta o Malala cuyo desempeño extraordinario ha sido para construir la paz, la fraternidad y la justicia en favor de los desposeídos, marginales y excluidos.  

Bien hace el presiente Pedro Castillo deslindarse  del senderismo y la violencia: “Nuestra posición de condena al terrorismo es firme e indeclinable. Solo en democracia construiremos un Perú de justicia y desarrollo para nuestro pueblo”.  

Nuestra misión en democracia es contribuir desde la trinchera personal, laboral, intelectual, de autoridad pública y empresarial al fortalecimiento de la democracia, de las instituciones, de la vocación de servicio, de ejercer la política con decencia e integridad, de convivir democráticamente, de exigir, a través de la vigilancia ciudadana, cierre de brechas sociales y participar en política y no solo actuar como un reposado espectador. Debemos pasar del odio y la indignación que ha provocado la muerte de AGR, a la reflexión racional y al aprendizaje concreto de las lecciones. Quien hace apología del terrorismo y de SL sabe que la ley le cae encima. El terror, el totalitarismo y la muerte jamás serán medios para construir una sociedad justa, próspera, plural e inclusiva.

Publicaciones Relacionadas

Pasco: Perspectivas económicas mejoran por el avance de la vacunación

editorahora

EL PAPEL DEL PERIODISMO EN EL FORTALECIMIENTO DEMOCRÁTICO

editorahora

Nunca falta un roto para un descosido

editorahora

CRÓNICA DE UN VIAJE A REAL PLAZA

editorahora

ESTRAGOS DE LA PANDEMIA (COVID-19) EN LAS EMPRESAS Y MYPES

editorahora

El cuaderno de aquel niño

editorahora