21.5 C
Huánuco
9 mayo, 2021

Sorpresa mundial

Los equipos más fuertes del mundo se afiliaron e hicieron un nuevo torneo, separado de las competiciones de la FIFA denominado como la Superliga Europea.

 Las firmas de aprobación se recogieron en la jornada del sábado, y serían 12 los equipos que ya habrían dado el sí a la Superliga: seis ingleses (Manchester United, Manchester City, Liverpool, Arsenal, Chelsea y Tottenham), tres españoles (Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid) y tres italianos (Juventus, Milan e Inter de Milán).

Además, el presidente de la Superliga Europea es ni más ni menos que Florentino Pérez, mandamás del Real Madrid. “Vamos a ayudar al fútbol en todos los niveles, para llevarle a ocupar el lugar que merece. El fútbol es el único deporte global (…) Nuestra responsabilidad como grandes clubes es satisfacer las expectativas de los aficionados”, dijo.

“La temporada inaugural comenzará tan pronto como sea posible”, añade el texto, sin fijar un calendario preciso. Este proyecto, explican sus promotores, está destinado a “generar recursos suplementarios para toda la pirámide del fútbol”.

“Como contrapartida por su compromiso, los clubes fundadores recibirán un pago en una vez del orden de 3.500 millones de euros (4.190 millones de dólares), destinado únicamente a inversiones en infraestructuras y a compensar el impacto de la crisis de la COVID-19”, añade el comunicado. 

Si esa cifra se confirma, se trataría de ingresos muy superiores a los que los clubes obtienen de la UEFA por el conjunto de sus competiciones de clubes (Liga de Campeones, Europa League, Supercopa de Europa), que generaron 3.200 millones de euros (3.880 millones de dólares) en ingresos televisivos en la campaña 2018-2019, antes que la pandemia afectara gravemente al mercado europeo de los derechos deportivos.

De esta manera, los grandes equipos toman medidas y aceleran sus planes ante el nuevo formato de la Champions League, cuya aprobación está prevista para hoy lunes en el Comité Ejecutivo de la UEFA. Se estima que la Liga de Campeones pase de 32 a 36 equipos y con 6 a 8 grupos en la primera fase.

Por su parte, la Superliga constaría de 15 equipos fundadores –faltarían por firmar tres equipos, entre ellos el PSG y el Bayern Munich– y a ellos se les sumarían otros cinco que se clasificarían en función de su rendimiento. En definitiva, 20 equipos que se dividirán en dos grupos de 10.

Publicaciones Relacionadas

De vuelta a La Victoria

editorahora

¡Por primera vez!

editorahora

Cortaron la mala racha

editorahora