19.3 C
Huánuco
16 mayo, 2022

Luis Salazar: “Hay mucha ingratitud con respecto a Alomía robles”

El 3 de enero de cada año “debería” ser una fecha propicia para recordar, valorar y difundir el trabajo de Daniel Alomía Robles, el músico peruano más reconocido a nivel mundial, fue sin lugar a duda, el primer compositor peruano y, tal vez, latinoamericano, que basó su trabajo de constructor musical en la investigación y estudio constante de los materiales sonoros nativos, específicamente andinos.

Se han cumplido 151 años del nacimiento del autor del Cóndor Pasa declarado Patrimonio Cultural de la Nación (2004). La obra musical de mayor difusión que haya creado un peruano, sin embargo, ninguna autoridad nacional o institución ha recordado esta fecha tan trascendental dentro del calendario. En esta oportunidad el Investigador y musicólogo peruano Luis Salazar Mejía nos dará algunos alcances.

¿Qué reflexiones podría plantear inicialmente?

En Huánuco han tratado de hacer algo con instituciones privadas, pero la entidad que debería hacerlo y debería de tomar en sus manos no ha hecho nada. El Ministerio de Cultura debería de haber organizado el Sesquicentenario del nacimiento de Alomía Robles, pasó lo mismo en el Centenario del Cóndor pasa. Hay mucha ingratitud con respecto a Alomía Robles. El ministerio está en una inercia que es dañina para la cultura peruana.

A 151 años de su nacimiento, pienso que su obra solamente se conoce en porcentajes de 10 o 15%. Existe una Universidad Nacional de Música, facultades de música en varias universidades de Lima y en Huánuco una universidad que lleva su nombre, pero hasta ahora no hay un trabajo académico sobre la vida y obra de Daniel Alomía Robles. Eso es increíble y malo.

¿Por qué esa ingratitud con Alomía Robles?

He enseñado un semestre en la universidad de música en Huánuco, pude percibir una cosa, que estaban muy influenciados por el pensamiento de Rodolfo Holzmann, el músico y compositor alemán que se estableció en Huánuco e hizo una gran labor, porque hay discípulos de él, que tienen un nivel muy respetable.

Holzmann vino con la idea de que, lo que se hacía en el Perú no estaba bien hecho, y que solamente lo que se hacía en Europa era lo único válido. Entonces desacredito no solo a Alomía Robles, sino también a Alonso da Silva y Theodoro Valcárcel.

Esa idea se quedó en los profesores, en Huánuco enseñan todo tipo de cosas menos Alomía Robles, los alumnos no conocen su obra. Por el sesquicentenario de su nacimiento, además de conmemorarse 30 años de la aparición de la obra folclórica el “Himno al sol”, no ha habido nada, no ha repercutido en los huanuqueños esa importancia de publicar nuevamente esa obra para hacerla accesible al público y a los músicos en el Perú.

¿Qué soluciones podría plantear?

Primero, individualmente hay que tomar importancia, en Huánuco los profesores que son excelentes y tienen un nivel que yo respeto, tienen que tomar conciencia de la obra de Alomía Robles y a nivel nacional vamos a tener que “bombardear” al Ministerio de Cultura para que se ocupe, porque ese es su deber. Huánuco está muy bien musicalmente. Incluso el número de orquestas que hay para la cantidad de población y para la posibilidad de presentarse llama la atención.

Como investigador del Cóndor Pasa ¿que podría opinar sobre ella?

He tenido la suerte de ser una de las pocas personas quizá que ha podido estudiar, aunque sea por breves momentos la partitura original, y eso es muy importante porque te deja ver y entender como fue el proceso compositivo. Julio Baudouin empieza a concebir la idea como un drama en una mina, entonces buscó alguien que musicalice la obra, y en 1913 el más famoso de los músicos era Daniel Alomía Robles, reconocido internacionalmente, en ese momento nadie, por lo menos en esta parte del mundo, nadie había hecho una colección folclórica, Alomía Robles tenía como 160 canciones recopiladas ese hecho ya lo ponía a la cabeza de todos los músicos en Latinoamérica.

¿Cuál es la importancia de su trabajo?

Es dramático, porque cuando conocí la obra de Alomía Robles me di cuenta que él había escrito música folclórica para gente que sabía leer música y la gente que sabía leer solamente se interesaba en la música clásica y despreciaba completamente nuestro folclore.

Se ha planteado que se haga una nueva edición de la obra “Himno al sol” (que cumple 30 años de su primera publicación), las obras que están en ese libro tienen que ser de lectura en los colegios y escuelas de música para aprender a leer música pentatónica. Hay una necesidad de la revalorización de nuestra música y la de Alomía Robles.

Finalmente ¿Con que nos quedamos?

Nos quedamos con una gran deuda, no ha terminado el partido y estamos perdiendo. En el segundo tiempo tenemos que por lo menos remontar el score, realmente hay que volver a editar la obra de Alomía Robles para que parte del recopilador se conozca, hay que estudiar la obra que ha compuesto y hay que tratar en lo posible, así como logramos reponer al Cóndor pasa en el 2013, poner en escena Illa cori, reconstruirla. Eso es lo que hay que hacer por Alomía Robles.

Por: Iraldia Loyola

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

Poetas rindieron homenaje a las madres

editorahora

Destacados músicos revaloran obras de Daniel Alomía Robles

editorahora

Guitarrista huanuqueño participó en importante festival

editorahora

Homenaje en vida a Samuel Cárdich

editorahora

“Abril” de Liam de la Matta

editorahora

Conversatorio internacional sobre la Revolución 1812

editorahora