18.1 C
Huánuco
23 septiembre, 2020
Image default
Local / Regional

Mañana jueza dicta sentencia en caso Megadiesel

Mañana al mediodía la juez Mitzy Mazziny dictará sentencia en el caso Megadiesel, en el que la Fiscalía Anticorrupción ha pedido 8 y 9 años de cárcel para el exalcalde Jesús Giles, 8 exfuncionarios y 2 empresarios acusados de coludirse para estafar al Estado.
Ayer los acusados sustentaron su autodefensa ante la jueza. Giles dijo que no hubo colusión porque no se afectó económicamente al Municipio de Huánuco y porque ninguno de los procesos de selección se llegaron a concretar, pues aseguró que nunca se firmaron contratos con Megadiesel. No obstante, admitió “ciertas falencias” en las licitaciones y por eso dijo que él las anuló. Esas falencias para la fiscalía son evidencias de la concertación entre funcionarios y empresarios para estafar al Estado. Pese a las “falencias” de sus funcionarios Giles admitió que no los sometió a proceso disciplinario. “No hubo perjuicio económico, tampoco el fiscal pudo probar que hubo colusión. Me acusan por anular los procesos”, dijo. Asimismo negó que en su gestión Megadiesel haya sido proveedor exclusivo, como afirma la Fiscalía.
En la audiencia, la propietaria de Megadiesel, Roxana Zevallos, negó haberse coludido con Giles y compañía. Dijo que contrata con diversas instituciones y no solo con la MP-Hco. Su pareja Naval Aspiros, del Grupo Sagitario, señaló que revisaron las maquinarias a pedido de la MP-Hco., y negó haber conocido antes a los funcionarios municipales. Dijo que Grupo Sagitario actuó sin consultar a los socios, entre ellos Roxana Zevallos. “El fiscal dice que el grupo Sagitario creaba condiciones para que Megadiesel agarre los trabajos, eso no es cierto”, puntualizó. También que: “En ese entonces estaba peleado con Roxana, porque éramos competencia y teníamos una denuncia por alimentos. Si estábamos denunciados, ¿cómo nos podíamos confabular para hacer trabajos juntos?”.
Según la acusación de la Fiscalía los acusados prepararon los procesos de selección para favorecer a Megadiesel. Roxana Zevallos y Naval Aspiros son dueños de Grupo Sagitario que participó en la preparación de 3 procesos de selección para mantenimiento de maquinaria. Posteriormente en las licitaciones participó como postor Megadiesel, de propiedad de Zevallos.
Para la reparación de la retroexcavadora se presentaron como postores Grupo Sagitario y Megadiesel pese a que lo prohíbe la Ley de Contrataciones. En dos procesos no se adjudicó la buena pro, pero para reparar la motoniveladora sí se firmó contrato con Megadiesel por S/69 385, según la acusación de la Fiscalía.
“En la gestión de Giles ha existido un concierto de voluntades para favorecer a la contratación de una única empresa Megadiesel”, dice la acusación fiscal que halló un mismo modo de operar en los 3 casos.