16.7 C
Huánuco
23 septiembre, 2020
Actualidad

Obras de Odebrecht ocasionaron pérdidas al Estado por US$ 283 mlls

Máquina de hacer dinero. En consorcio con otras empresas brasileñas investigadas por el caso Lava Jato, logró incrementar de manera irregular en 98% la inversión estimada inicial para la carretera Interoceánica Norte, que terminó costando 510 millones de dólares, cuando estaba estimada en 258 millones.
La Contraloría General de la República determinó que las irregularidades en las ejecuciones de obras públicas a cargo de Odebrecht generaron un presunto perjuicio económico de 283 millones de dólares al Estado entre 1998 y 2015, periodo que comprende los gobiernos de Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.
En este lapso, la brasileña Odebrecht ejecutó 23 proyectos en el Perú de manera individual y en consorcio.
El contralor general, Edgar Alarcón Tejada, informó que su equipo de trabajo investigó 16 de los 23 proyectos que ganó Odebrecht desde 1998, último periodo de Alberto Fujimori, y al menos seis informes finales en los que detalla las irregularidades encontradas fueron derivados al Ministerio Público.
Con la documentada información difundida por la Contraloría, la llamada Comisión Lava Jato, que preside el fujimorista Víctor Albrecht, deberá incluir al gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) en las investigaciones sobre sobornos de Odebrecht a funcionarios públicos.
Alarcón resaltó que no obstante las evidencias que los auditores de la Contraloría proporcionaron a las autoridades sobre las irregularidades perpetradas por Odebrecht, el sistema judicial no ha actuado como se esperaba por la lentitud y falta de interés.
“La gran mayoría (de los informes) está a nivel del Poder Judicial, y nos preocupa que tengan un promedio de ocho o nueve años sin resolverse”, alertó el contralor. Se refería a las investigaciones sobre los proyectos Metro Lima Línea 1-Tramo 1 y Tramo 2, Carretera Chacas – San Luis, Interceptor Norte, Costa Verde-Tramo Callao y el Proyecto Especial Río Cachi, este último ejecutado en el gobierno de Fujimori.
Solo entre el 2004 y el 2015, periodo que es investigado por la Fiscalía de la Nación, Odebrecht participó en 22 megaproyectos con un monto de inversión de alrededor de 17 mil millones de dólares.
En el sistema de carreteras interoceánicas, conocido como proyectos IIRSA Norte e IIRSA Sur, Odebrecht obtuvo distintas concesiones en consorcio con la peruana Graña y Montero y otras empresas brasileñas involucradas en el caso Lava Jato: Andrade Gutierrez, Camargo Correa y Queiroz Galvao.
Para estos proyectos, la inversión estimada inicial se incrementó en un 93 %, según detectó la Contraloría, mediante sucesivas “adendas” a los contratos (ver recuadro).
En el caso de IIRSA Norte, el aumento de la inversión estimada inicial fue de 252 millones de dólares, mientras que en las distintas concesiones de IIRSA Sur en los que Odebrecht estuvo involucrada, se alcanzó un incremento total de 1,116 millones de dólares.
Contraloría detectó que la Concesionaria IIRSA Norte, conformada por Odebrecht, Andrade Gutierrez y Graña y Montero, obtuvo la buena pro de un concurso que no cumplía con los requisitos técnicos legales exigidos por el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP). Además, el consorcio se adjudicó la buena pro sin contar con el informe previo de la Contraloría, y durante la obra incluyó costos sin sustento.
Detector de
mentiras
Otro de los grandes proyectos de Odebrecht en los que la Contraloría identificó irregularidades es el sistema eléctrico de transporte masivo de Lima-Callao: Metro Lima Línea 1, con un presunto perjuicio económico al Estado de 111 millones de dólares (ver infografía).
Odebrecht obtuvo la adjudicación del Metro Lima Línea 1 por intermedio del Consorcio Tren Eléctrico Lima, que formó junto con Graña y Montero. El contrato se suscribió el 23 de diciembre del 2009, durante el segundo gobierno de Alan García Pérez, por un monto de 410.2 millones de dólares.