17.2 C
Huánuco
3 octubre, 2022

Pachitea despensa nacional

Pachitea despensa nacional

La provincia de Pachitea se caracteriza por ser y, por supuesto, haber sido una permanente despensa de productos agropecuarios, tubérculos, cereales, como también del buen café para todo el país.

Cuenta la historia que en la época de la conquista, cuando los nativos tenían que pagar impuestos, los hacían con sus productos, especialmente con papa.

Asimismo, para la construcción del Puente de Calicanto, aportaron con cientos de sacos de papa para la elaboración de esta grandiosa obra. Es que el campesino panatagua siempre ha sido laborioso, trabajador y ordenado.

Ojo que nos referimos al ciudadano agricultor y no a las autoridades políticas, como los últimos alcaldes que poco o nada han hecho por esa zona.

En la década del 90, la labor agrícola de los panataguas solucionó la crisis de escasez y hambre provocada por el primer gobierno de Alan García.  

En diferentes partes del país existía una escasez impresionante de papa, es gracias a la papa producida en Pachitea y al trabajo de los panataguas, que se soluciona esa crisis. 

Es así que Pachitea se convierte en la “capital papera” del país. Esta hazaña ha quedado olvidada, sin embargo, vale la pena recordarla.

Hace poco informamos que un grupo de agricultores están produciendo la mejor papa blanca, papa canchán y las otras variedades utilizando solamente el Guano de las Islas.  

También utilizando el abono de corral, el cual es aportado por el estiércol de los animales que crían, como carneros, aves de corral, entre otros. 

Hoy se espera, como si fuera la última panacea para los sembríos, la urea. Sin embargo, el gobierno únicamente ha enviado a Huánuco 800 toneladas. 

Curiosamente, el gobierno y sus ayayeros informan esto como si se tratara de un gran logro y como si con eso se solucionaría todo el problema agrícola de la región. 

Pero lo que no informan es que 1 tonelada de urea, sólo sirve para 1 tonelada de sembrío.  

Quiere decir que solamente se podrán aplicar en 800 hectáreas de sembríos, cuando con eso solamente cubriría el 1 o 2% de la demanda del departamento.

Los que somos de esta provincia nos sentimos orgullosos de cómo nuestros hermanos del campo siguen trabajando día a día para forjarse un futuro para ellos y sus familias. 

Esperemos que el apoyo de las instituciones sea constante y que realmente beneficie a los más necesitados.  

Se requiere y necesita con suma urgencia capacitación, tecnología e innovación, para que los agricultores puedan ofrecer un valor agregado a sus productos y así mejorar sus ingresos.

Publicaciones Relacionadas

Todos a cumplir el deber cívico

EditorAhora

Se agudiza la crisis en el gorehco

EditorAhora

Mafias ofrecían ingreso a la universidad

EditorAhora

En política nada es casual

EditorAhora

La corrupción sin control

EditorAhora

Incontrolable especulación

EditorAhora