19.2 C
Huánuco
27 junio, 2022

¿Pueden los eSports convertirse en deporte olímpico?

Fotografía de Samuel Svec en Unsplash

La idea es interesante: los mejores jugadores del FIFA, del Fortnite o del Gran Turismo, subidos al podio olímpico para recibir las pertinentes medallas de oro, plata y bronce.

Aunque parece un sueño, es una situación que está más cercana de lo que se pueda pensar. Con la mejora de la tecnología y el apoyo continuado del Comité Olímpico Internacional (COI), por no hablar de la cantidad de dinero que mueven los eSports, la presencia de esta modalidad en unos Juegos Olímpicos podría no estar muy lejos.

Reticencias

Antes de nada, debemos fijarnos en aquello que frena el sueño olímpico de los eSports. Varios olímpicos legendarios se han mostrado contrarios a la idea: la exnadadora Sharron Davies, por ejemplo, dijo que los eSports no eran un deporte, sino un juego, por lo que tienen más en común con los juegos de casino online que con los deportes.

La exsaltadora de altura canadiense Nicole W. Forrester opina de forma similar: en un artículo publicado en The Conversation, afirmó que los eSports «entran en conflicto con la apuesta por una sociedad activa» y, para reforzar su argumento, se basa en la definición académica de deporte, que podría resumirse en que:

  • Es competitivo;
  • Un organismo rector establece las reglas, por lo que está «institucionalizado»;
  • Implica un esfuerzo físico.

Aunque Forrester admite que los eSports cumplirían las dos primeras premisas, suspenden claramente en la tercera. Para ella, la exigencia física de los eSports no tiene comparación con los enormes esfuerzos que deben hacer hoy en día los atletas olímpicos. Además, destaca que los eSports son una modalidad dominada por hombres y que varias jugadoras han denunciado situaciones de acoso sexual, lo que se aleja del espíritu olímpico.

A pesar de la validez de sus argumentos, existen varios motivos que respaldarían la candidatura olímpica de los eSports.

Primera participación en los Juegos de la Commonwealth

Es cierto que los Juegos de la Commonwealth no tienen la talla de los Juegos Olímpicos, pero suponen un primer hito importante para cualquier deporte que busque la aprobación del COI.

Por ello, cuando la Federación de Juegos de la Commonwealth (CGF) anunció la inclusión de los eSports junto al resto de los deportes habituales en la edición que se celebrará este año en Birmingham, muchos observadores predijeron que la aprobación olímpica quizá no andaría tan lejos.

La competición de eSports se celebrará los días 6 y 7 de agosto en el Centro de Convenciones Internacionales y contará con la participación de algunas de las mayores estrellas de la modalidad, que lucharán por las medallas y, claro está, por los jugosos premios en metálico.

Pero la cosa no acaba aquí. En septiembre se disputarán los Juegos Asiáticos, que incluyen ocho pruebas de deportes electrónicos.

Sin duda, acontecimientos como estos servirán de prueba piloto para el COI. Si tienen éxito, la decisión de adoptar a los eSports como deporte oficial sería mucho más fácil.

La gallina de los huevos de oro

Puede que vaya contra los ideales del deporte, pero lo cierto es que el dinero lo puede todo. Según varios estudios, los eSports facturarán 1.600 millones de dólares en 2024 en concepto de emisión y patrocinios, lo cual encaja bien con el modelo del COI, que genera más del 90 % de sus ingresos gracias a los derechos de televisión y a los patrocinios.

Al COI le resultaría muy fácil integrar los eSports en su pirámide financiera existente y construir una nueva fuente de ingresos muy lucrativa.

Aunque haya miembros del COI que lo nieguen en público, es evidente que el aspecto económico desempeñará un papel importante en la decisión de adoptar los eSports como nuevo deporte.

Ya existen unas «Olympic Virtual Series»

En los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se acabaron disputando un año más tarde debido a la pandemia y sin público en las gradas, se celebró un evento que pasó un tanto desapercibido.

Las Olympic Virtual Series incluyeron cinco modalidades de eSports: carreras de coches, béisbol, ciclismo, remo y vela. Según el presidente del COI, Thomas Bach, el evento «fomenta la práctica deportiva y promueve los valores olímpicos».

Aunque ninguna de estas modalidades puede considerarse un deporte olímpico, son el indicio más claro de que el COI está por la labor de adoptar los eSports en su programa oficial. Sus miembros lo consideran también una manera de conectar con la juventud actual, muy vinculada con los videojuegos.

Los eSports se incluyen en la hoja de ruta olímpica de 2025

Cuando se publicó en 2014, la Agenda Olímpica 2020 estableció una serie de ambiciosas mejoras para los seis años previos a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Las medidas aplicadas funcionaron tan bien que el Comité Ejecutivo del COI publicó una actualización con 15 propuestas titulada Agenda Olímpica 2020+5, con un seguimiento hasta 2025. Una de estas propuestas es «fomentar el desarrollo de los deportes virtuales y comprometerse más con las comunidades de videojuegos», lo que indica claramente que los eSports entran dentro de los planes del COI.

Si el Comité Olímpico Internacional contempla los eSports como una manera de mejorar el mayor acontecimiento deportivo del mundo, lo lógico es pensar que querrá incluirlos en su programa, quizá ya en los Juegos Olímpicos de París 2024.

Si creías que tus posibilidades de participar en unos Juegos Olímpicos habían quedado atrás, quizá te equivoques: si eres un fenómeno del FIFA o del Fortnite, puede que aún estés a tiempo de colgarte una medalla de oro olímpica.

Publicaciones Relacionadas

Un terremoto de 6.1 en Afganistán mata a más de 1000 personas

DA

Jurgen Klopp supera a Pep Guardiola y gana los premios a mejor entrenador de la temporada de la Premier League

editorahora

Cambio climático aumenta riesgo de contagio de virus entre especies

editorahora

OMS alerta que la nueva hepatitis aguda infantil es un tema “muy urgente”

editorahora

Afirman que este viernes Ecuador reabrirá su frontera con Perú

DA11

OMS advierte que es prematuro declarar una victoria ante la pandemia

DA11