15.8 C
Huánuco
4 octubre, 2022

¿QUÉ ES ESTRATEGIA Y CUALES SON SUS COMPONENTES?

Por Willy Marcellini Ramírez (*)

Es frecuente escuchar en los círculos familiares, de amigos, medios de comunicación o empresariales: “Eso fue estratégico” o “su estrategia fue sorprendente”. Confundiendo frecuentemente una acción como si fuera una estrategia. También muchas veces se confunde con los resultados u objetivos. Esto surge en ocasiones porque la estrategia se parece a un plan, pero no son lo mismo. Hoy aclararemos este tema.

Entonces, ¿qué es estrategia?

La palabra “estrategia” proviene de la palabra griega “stratçgos” y está de “stratus” (que significa ejército) y “ago” (que significa líder, hacer, conducir, producir, movimiento). Ya en el campo empresarial la estrategia es una acción que los gerentes toman para alcanzar los objetivos de la organización (grande o pequeña). También se puede decir que la estrategia es una dirección general establecida para la empresa y sus múltiples componentes para lograr un estado deseado en el futuro. 

Es decir, la estrategia resulta del proceso detallado de la planificación estratégica y no del azar. Por tanto, una estrategia tiene que ver con la integración y sinergia de las actividades organizacionales, así como la utilización y asignación de los recursos disponibles dentro del entorno organizacional para cumplir con los objetivos. 

En este proceso es determinante que las decisiones se tomen en función de lo que se planea alcanzar, de cómo realizarlo y considerando el mayor número de drivers, de factores, de las respuestas (comportamiento probable o real) y resultados posibles con los competidores, clientes, colaboradores, gobierno o proveedores (stkeholders).

La estrategia también es el anteproyecto de decisiones en una organización que muestra sus objetivos y metas, reduce las políticas clave y los planes para lograr estos objetivos, y define el negocio que la organización va a llevar a cabo, su tipo de organización; así como la contribución que pretende hacer a sus accionistas, clientes y la sociedad en general. Michael Porter, considerado el padre de la Administración Moderna, nos dice que la estrategia es la creación de una posición única y valiosa en el mercado.

En resumidas cuentas, la estrategia es “diferenciación”, pero no cualquier simple diferenciación, cierra la grieta entre “dónde estamos” y “dónde queremos estar”. Diseñar la estrategia de una organización, es definir cómo la empresa va a diferenciarse de sus competidores, aportando un valor que se perciba como superior por parte de los clientes o públicos a los que sirve; explorando nuevas formas de competir para que nuestra oferta aporte mayor valor. Un buen diseño y ejecución de una buena estrategia nos posibilitará conseguir una posición estratégica.  

En palabras de Porter, conseguir una posición estratégica supone encontrar ese lugar propio, único y valioso que permitirá a la empresa ser atractiva para sus Clientes. Para entender esto, vale darle una mirada a las “estrategias competitivas genéricas” de Porter, como la forma más simple y elemental posible de establecer una estrategia que considera: el liderazgo en costes (perseguir contar con la estructura de costes más reducida del sector o la industria, como ventaja competitiva), la diferenciación (en uno o un grupo de atributos relevantes para el cliente) y la especialización o enfoque (en un grupo de Clientes, contextos o necesidades).

Pero no solo basta con alcanzar una posición estratégica sino con mantenerlo, para ello es fundamental desarrollar un conjunto propio de actividades que resulten altamente coherentes entre sí. Es decir, construir una ventaja competitiva sostenible implica que todas las actividades de la organización se alineen con el posicionamiento que se trata de defender, y que además cambien, evolucionen y se conviertan en propias, frecuentemente muy diferentes a las que realizan el resto de los competidores. 

Esto deja por descontado que la organización tendrá que renunciar a ciertas posibilidades para dedicar sus esfuerzos y recursos limitados en función a lo que quiere alcanzar y no debilitarse.

Lo anterior significa desprenderse de ciertas actividades ya conocidas, es salirse de la zona de confort, por lo cual resulta hasta cierto grado difícil de implementarse. Ser estratégico tiene que ver con proponer no tanto con ser reactivos. Si se desea que nuestra organización crezca y se desarrolle sosteniblemente, hay que centrarnos en profundizar en nuestra posición competitiva, en nuestras actividades diferenciales, en hacer actividades únicas (procesos y tareas) y perfectamente sincronizadas que resulten difícilmente copiables para la competencia. Por lo explicado, diseñar la estrategia de una organización es establecer la dirección estratégica a largo plazo y las direcciones generales de política, esto le da a la empresa un claro sentido de dirección y un plan para las actividades futuras de organización.

¿Cómo realizo una declaración de estrategia o cuáles son sus componentes?

Lo fundamental pasa por establecer una misión, visión, objetivos y metas.

La misión, tiene que ver con la declaración clara, distintiva y precisa por el cual una organización pretende servir a sus partes interesadas. Debemos definir por qué opera una organización. En ella se describe lo que hace la organización, a quién sirve y qué hace que sea única. Es decir, la razón de existir.

La visión, para identificar y establecer realista, clara e inequívocamente dónde quiere o pretende estar la organización en el futuro o dónde debería estar para satisfacer mejor las necesidades de las partes interesadas. Es decir, describe sueños y aspiraciones. Si queremos alcanzar nuestra visión esta debe estar profundamente inculcada en la organización, siendo propiedad y compartida por todos los involucrados.

Los objetivos y metas tienen que ver con el futuro deseado. Los objetivos son medios para conseguir un determinado fin, mientras que las metas pueden considerarse como fines en sí mismos o resultados finales. Tienen que ser factibles, realistas, desafiantes, precisos y medibles y deben lograrse dentro de un plazo de tiempo específico. El tiempo de aprender es hoy. Saludos cordiales.

(*) Es licenciado en Administración por la UNMSM, MBA por la Universidad de Génova, Cofundador de EIDE (Escuela Internacional del Dinero y la Empresa) e Inversionista independiente en la Bolsa de Valores.

Correo: wmarcellini@gmail.com

Publicaciones Relacionadas

LOS PRÓXIMOS CUATRO AÑOS

EditorAhora

LA IMPORTANCIA DE PARTICIPAR EN FERIAS INTERNACIONALES

EditorAhora

UNA GRAN DEVOCIÓN: ARCÁNGEL SAN MIGUEL DE HUÁCAR

EditorAhora

DESCONTROL DE GASTOS DE CAMPAÑA ELECTORAL VS VOCACIÓN DE SERVICIO

EditorAhora

¿Qué es una Startup?

EditorAhora

El principio de igualdad del Sistema Tributario: cambios necesarios

EditorAhora