17.8 C
Huánuco
21 enero, 2022

Rechazo unánime contra Acuña

Instituciones, intelectuales, gremios periodísticos, políticos e instituciones internacionales han manifestado su respaldo para el periodista Cristopher Acosta y al editor Jerónimo Pimentel, ambos condenados por difamación agravada por la publicación del libro “Plata como cancha”, biografía no autorizada del líder del partido Alianza para el Progreso (APP), César Acuña.

La condena también considera el pago de una indemnización de 400 000 soles.

Como se sabe, Acuña tiene una serie de problemas, al margen de sus millones de soles generados con sus universidades, y por su platónica relación con la presidencia de la República del Perú. Si tiene una bancada en el Congreso, la cual, calculadoramente, se ha aliado con el partido de gobierno y exclusivamente con el presidente Pedro Castillo.

Dicho esto, Acuña tiene el respaldo de sus muchos millones en su espalda, es por ello que puede lograr resultados tan sesgados e irracionales como la condena a estos dos periodistas.

El soslayado proceder de la justicia protagonizado por el juez Jesús Vega, impuso la irregular pena.

Curiosamente, ahora la obra de “Plata como cancha” ha incrementado considerablemente su lectoría, al punto que se ha viralizado por las redes sociales.

Es el precio pues de hacer conocer la realidad o los entripados de estos personajes como Acuña, y que estos periodistas investigaron.

Interesantemente, ayer Acosta hizo público ciertos documentos donde se prueba que Acuña había visitado nada más y nada menos que la “salita del SIN” en tiempos del tío Vladi. Esto coincidió con la versión dada por Matilde Pinchi Pinchi, exsecretaria personal de Montesinos, quien declaró lo mismo ante la comisión investigadora del Congreso.

La medida adoptada por Jesús Vega es una represión al trabajo que realizan los hombres de prensa. ¿Es que acaso se busca intimidar y acallar al periodismo para que no se investigue a personajes como Acuña?

Nosotros nos sumamos a la crítica y al rechazo del abuso cometido por el juez Vega.

Debemos entender que tenemos que seguir trabajando, investigando y escribiendo, aun ante la amenaza de personajes poderosos, muchas veces corruptos y jueces comprados.

Tenemos que seguir defendiendo y trabajando dentro de la libertad de hacer periodismo serio y responsable. Esta amenaza a la libertad de expresión y de opinión debe servir como un galardón para estos periodistas, como también para todos los periodistas del país.

 

Publicaciones Relacionadas

Crimen ecológico

editorahora

PLAZOS QUE NO SE CUMPLEN

editorahora

La realidad educativa

editorahora

Llegó la tercera ola

editorahora

El transporte caótico en la ciudad

editorahora

Marchas antivacunas

editorahora