16.7 C
Huánuco
17 mayo, 2022

RECORRIENDO LA CIUDAD

Por Jacobo Ramírez Mays

Me paro en una esquina, prendo un cigarrillo disimuladamente, (he hecho un huequito a mi tapaboca para no estar bajándola cada vez que deseo expirar un poco de nicótica con alquitrán), miro a diferentes direcciones, y recuerdo las veces que escuché a mi amigo Andrés Cloud repetir la frase en inglés del libro Tres tristes tigres de Cabrera Infante: «Showtime! Ladies and gentlemen». Sí, señores y señoras, empezó el show y casi nadie puede escapar de ello.

Las calles de Huánuco parecen haber sido bombardeadas; casi no hay cuadras que no tengan huecos. Pienso que deben parecerse al cerebro de muestras autoridades; pero, como esta ciudad es para mí una obsesión, no salgo corriendo, sino que me adentro más por sus calles; las recorro fumando disimuladamente. Me importa un comino que me digan fumador, que lo soy. Lo que no soy es fumón. (Fumón es mi amigo Jorge, según confesión realizada en un artículo que él dice que no es suyo. Yo, naturalmente, no le creo.) Observo los carros, los hay más que las neuronas de los gobernantes, cuyas neuronas que sirven para el bien, lógicamente, se han muerto; mientras que las que que sirven para las pendejas están vivas y motivadas. 

Contemplo la famosa ciclovía, la misma que estoy seguro de que será elegida como sede para las próximas olimpiadas. Entonces viene a mi cabeza una conversación con un amigo, quien me dijo: «Profe, ¿por qué no nos organizamos, traemos alicates, llaves de construcción y, así como los pusieron entre gallos y media noche, sacamos todos esos conos y los amontonamos en la puerta de la municipalidad? Estoy seguro de que los que hicieron ese trabajo junto con el alcalde los pueden usar, aunque sea para que se sienten encima». Opinión que comparto. Además, no sirve para nada; casi nadie la usa y hay partes que, gracias a la lluvia, ya se han borrado.

Chupo mi cigarrillo con fuerza, el humo rasca mi garganta y unos señores con chalecos verdes tocan pitos haciendo estacionar a los salados choferes que en ese momento están por ese lugar. Son los policías o serenos frustrados, que, como no llegaron a ese nivel, ahora son inspectores municipales. Palabras que me dijo un amigo con quien una vez, conversando en una de las bancas de la Plaza de Mayor, me dijo que, si quería trabajar ahí, era fácil; solo hay que dar un cupito al masmás; y listo, chamba segura. Así , al menos algún chofer te dirá jefe, me dijo riéndose y mascando su chicle.

Acabo mi cigarrillo, guardo mi pucho en el bolsillo porque mi profesora de primaria me dijo que no debo ensuciar el lugar donde vivo, y, en eso, de un auto veo volar una botella de gaseosa vacía. Según la persona que la arrojó, nadie le ha visto; pero sé que es uno de esos que en su muro dice que ama a Huánuco más que a nadie. Me detengo junto a un quiosco y me pongo a leer los titulares de los periódicos: «Policía borracho se lleva de encuentro moto con todo chofer». Seguro que esos harán causa común y el tombo no irá preso, me dice un viejito que, al igual que yo, está leyendo. Afirmo moviendo la cabeza y me acuerdo de un cachaquito que en una moto azul, con mochila en la espalda me detuvo cuando estaba conduciendo mi sapito, que a veces se convierte en rana. No sé qué quería, pero su rostro, a pesar de que estaba tapado con su mascarilla, demostraba que en su vida no había leído un puto libro, y me daban ganas de hacer rodar mi canica y tumbarlo como lo hacía con mis juguetes en la infancia.

Sigo caminando y un camión comienza a dar la vuelta en la esquina. No puede girar porque hay carros estacionados en lugares prohibidos; retrocede un poco, de los bajaj salen los bocinazos; un chaleco verde para raudo y se hace al cojudo; un chofer ya no soporta el caos y se sube a la vereda, avanza y pasa; no le importan los transeúntes. Vendo todo eso, decido regresarme a mi jungla, a mi mundo solitario, y solo atino a decir: «Hay show para rato».

Publicaciones Relacionadas

ESTEBAN PAVLETICH TRUJILLO

editorahora

Rubén Valdez: “La radio es un medio de servicio público, no está al servicio de ningún grupo de poder”

editorahora

LUCÍA AGAPITO EN EL MUSEO AMANO

editorahora

PILARES PARA LA ADMINISTRACIÓN DEL DINERO DE UN NEGOCIO

editorahora

Coalición Ciudadana: no debe haber discriminación hacia nuestros dirigentes

editorahora

La gestión del conocimiento en la modernización de la gestión pública

editorahora