17.2 C
Huánuco
3 octubre, 2022

RESIDENCIA NÓMADA FhE EN EL AAHH LA PEDROZA

Por Israel Tolentino

Tener la voluntad de continuar, es la parte más difícil en todo emprendimiento. Esta vez, dándose fuerza, vuelve Residencia Nómada, laboratorio gráfico FhE a la región Huánuco. 

Con el agregado “Nómada” a partir de un proyecto de Luis Torres Villar: el museo nómada y al encuentro enriquecedor con Francesco Careri en Roma, quien en Walkscapes, el andar como práctica estética, escribe: la primitiva separación de la humanidad entre nómadas y sedentarios traería como consecuencia dos maneras distintas de habitar el mundo y, por tanto, concebir el espacio.

En estas fiestas patrias, llegan a la Residencia Nómada FhE, Raúl Chuquimia y Nereida Apaza desde Arequipa; Paco Vílchez, cajamarquino residente en Puerto Rico; Heydi Mori, huanuqueña y Rodrigo Jauregui desde Lima. 

La mejor celebración a la patria es trabajando con los adolescentes, esperanza del país. Con el apoyo de la DDC en las personas de Pedro Chuquipoma y Mabel Cruz, al punto de cultura Tiznado y el motor de la misma Kenneth Tonconi (Fochis), Maycol Tintayo, Yovana Aguí y Waldo Cruz, se eligió el AAHH La Pedroza para este taller FhE.

La mañana del 28 de julio, cumpliendo los 201 años de independencia, el AAHH La Pedroza nos esperaba realizar algo simbólico mientras en la capital el presidente daba un discurso más a este país hecho de palabras. Todos convergimos en las instalaciones de la DDC de Huánuco, se subieron las sillas, la mochila azul llevaba el resto de materiales y cargaban en la combi el fiambre. El trayecto hacia el asentamiento humano dura 20 minutos desde la ciudad, es curioso ver el sol contrastando en las casas de adobes como si se tratara de un complejo arqueológico en excavación, de alguna forma la tierra madre, te hace sentir el calor y su aroma de hogar por inhóspito que sea el rincón de su falda que te cobije.

La Residencia Nómada FhE, se lleva a cabo por primera vez el 2021, sus fundadores Luis Torres Villar, Antonio Paucar y quien escribe. Poco a poco, por medio de los talleres van conociendo los extremos del territorio regional, una diversidad que cohabita con estratos de recursos económicos, nevados, amazonia y educación distinta. Se inicia en el colegio Ricardo Flórez de Tomaykichwa y a los meses siguientes llega a la municipalidad del distrito de Huácar y el colegio Isaac Newton en la capital regional.

Los seres humanos somos diferentes cuando sucede el encuentro, cuando los lazos que se tienden son de afecto, recuerdo a Ricardo Wiesse diciéndome: los peruanos debemos querernos más, palabras sencillas, pero que calan en lo más profundo de esa necesidad nacional, el quererse y amarse, el afecto y el perdón como eje integrador y justamente, sólo se quiere lo que se conoce. El arte en algunos momentos es una excusa para “darnos” para encontrarse y hallarse, una experiencia que va más allá del quién viene y recibe. Los adolescentes y niños, necesitan como nosotros un encuentro franco, significativo y constante. Residencia Nómada FhE, busca ser, como decía Francoise Vallaeys en uno de sus cuentos: en la sociedad de los blancos, cuando un niño nace se aumenta un cuadradito, en la sociedad amerindia, cuando un niño nace, se agranda el círculo.

En ese sentido, los artistas en RESIDENCIA NÓMADA: LABORATORIO GRÁFICO FhE toman como escenario de encuentro e irradiación la región de Huánuco, un lugar equidistante a nuestros lugares de vivienda; debe entenderse como un proyecto en constante renovación. La Residencia Nómada investiga y elabora con insumos y estrategias locales, desarrolla talleres de carácter exploratorio a partir de la experiencia de recorrer el paisaje emocional y realista, entendiéndolo como una herramienta para el vínculo identitario y como una poderosa reflexión de las emociones, seguir “haciendo” a partir de las posibilidades que el paisaje y el contexto proveen.

La Residencia Nómada, madura y crece como un círculo, hay una urgente necesidad por leer la tierra donde nuestros pies pisan, volviendo a Luchito Torres: a la larga, con el tiempo va a quedar ese registro de habitar el lugar, de los artistas con su testimonio visual, es un potencial para reubicar la ciudad, habitar el pueblo, ciudad y lugar, sus características y posibilidades.

Los artistas necesitamos encontrarnos en espacios que escapen a los habituales centros culturales, conocernos en esos ámbitos donde se conviven con la precariedad y abundancia, esas realidades del país que necesitan otros espíritus, ver la emoción y dinamismo de los púberes, evidenciar que en esa inocencia de sus nombres brillan la esperanza y futuro para todos. Estreyli, Aroon, Mari Cielo, Miguel, José, Naomi, Yordan, Apu, Lucero, Patric, Estefany, Cristofer, Juan… el Perú, encuentra FhE en ustedes (Amarilis, julio 2022).

Publicaciones Relacionadas

LA IMPORTANCIA DE PARTICIPAR EN FERIAS INTERNACIONALES

EditorAhora

UNA GRAN DEVOCIÓN: ARCÁNGEL SAN MIGUEL DE HUÁCAR

EditorAhora

DESCONTROL DE GASTOS DE CAMPAÑA ELECTORAL VS VOCACIÓN DE SERVICIO

EditorAhora

¿Qué es una Startup?

EditorAhora

El principio de igualdad del Sistema Tributario: cambios necesarios

EditorAhora

El bolso negro

EditorAhora