19.7 C
Huánuco
20 septiembre, 2020
Image default
Portada

Sentencian a 17 años de prisión a dos por quemar vivos a jóvenes

Edguar Rojas Soto (54) y Jaime Olaza Albornoz (43) fueron sentenciados a 17 años de pena privativa de la libertad, tras ser hallados coautores del homicidio con crueldad contra Emerson Wilfredo Roque Moreno y Miguel Mauricio Nieves, ocurrido el 15 de setiembre de 2015 en el centro poblado de Andas, distrito de Jacas Grande, en la provincia de Huamalíes.

Según quedó demostrado en las investigaciones, Emerson Wilfredo Roque Moreno, Miguel Mauricio Nieves y Ángel Benito Moriz viajaron de Lima a Huánuco, luego pasaron a Huamalíes para participar en la fiesta patronal desarrollada en el centro poblado de Quiprán, distrito de Jacas Grande, de lo que aprovecharía Emerson Roque para realizar una cobranza por S/ 5 mil por un trabajo de extracción de oro a Edguar Rojas Soto.

Cuando apenas ingresaba a la plaza de Andas, fueron interceptados por un grupo de personas, quienes les solicitaron que se identifiquen, luego los llevaron a la plaza donde les quitaron sus pertenencias, acusándoles de ser ladrones y les agredieron físicamente con palos, piedras, patadas y puñetes.

Durante el forcejeo, se produjo un disparo de arma de fuego que impactó en el cuerpo de Alejandro Guardia Salazar y acabó con sus existencia. Al ver este hecho, los pobladores se enardecieron acusándolos de ser los responsables del disparo y muerte de Guardia, los llevaron a la plaza y les golpeaban brutalmente; pero Ángel Benito Moriz logró escapar por la quebrada y se lanzó al río, mientras que los otros dos fueron quemados vivos.

Acusaciones

Según la investigación fiscal, Edguar Rojas Soto, Luis Sulpicio Rojas Soto, Jaime Olaza Albornoz y un sujeto encapuchado en proceso de identificación, azuzaban a la población a agredirlos físicamente y a matarlos prendiendoles fuego, acusándoles de asesinar al agricultor Alejandro Guardia Salazar y de intentar ingresar a la casa de Edguar Rojas Soto para robarle 20 kilos de oro.

Cuando eran golpeados, Emerson Roque reconoció a Luis Sulpicio y Edguar Rojas, a quienes les pidió auxilio diciéndoles: “¡Lucho, Edguar, tú me conoces, para a tu gente, yo he trabajado para ti tío Edguar”!; sin embargo, Edguar no le hizo caso y más por el contrario se ensañó y le pisoteó la cabeza increpándole: “¡Claro pues hue… tú has trabajado para mí y sabías que tenía 20 kilos de oro, jódete por hue…”!.

La multitud gritaba “¡quémenlos, antes que llegue la policía y los van a soltar, matenlos!”, luego los ataron de pies y manos con alambres, les colocaron bolsas en la cabeza, luego Edguar les roció de combustible y les prendió fuego, mientras que Luis Sulpicio, quien era alcalde del centro poblado, movilizó a los pobladores y los azuzó para que cometan el hecho macabro.

Jaime Olaza Albornoz fue hallado responsable de agredir e interrogar a las víctimas, así como de azuzar a la población llamándolos “¡vengan, vengan, traigan gasolina hay que quemarlos, no deben vivir!”.

Ante tantos elementos de convicción, demostrados con testigos claves, videos y otras pruebas, los jueces del Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Justicia de Huánuco, sentenciaron a 17 años de cárcel a Edguar Rojas Soto, para quien ordenó su inmediata captura, y a Jaime Olaza Albornoz, quien ya se encuentra recluido en el penal de Potracancha, sentenciado por el delito de homicidio calificado. Asimismo, ordenaron el pago de S/ 100 mil a favor de los agraviados.    

Los jueves reservaron el juzgamiento de Luis Sulpicio Rojas Soto, hasta que sea capturado, y fue declarado reo contumaz.