18.8 C
Huánuco
1 octubre, 2020
Image default
Portada

Tingo María: Fiscalía exhuma cadáver de exalcalde Pascual Guzmán

Ayer en horas de la mañana se suscitó un escándalo cuando se informó que el Ministerio Público y la Policía Nacional exhumarían el cadáver del exalcalde Pascual Guzmán Alfaro, sepultado en el cementerio municipal de Tingo María. Ni la torrencial lluvia impidió que los forenses hagan su trabajo. La medida se adoptó ante el pedido de investigar el caso por la Procuraduría Anticorrupción, que apeló el pronunciamiento de los fiscales Jessica Evangelista y Elmer Contreras, de archivarlo.
En 2016 se puso en entredicho la muerte de Guzmán Alfaro y se inició la investigación de una supuesta falsedad genérica en la declaración de su fallecimiento, cuando era requisitoriado por una sentencia de 9 años y 8 meses de cárcel, al ser hallado culpable de colusión y omisión de deberes funcionales en la abandonada obra de agua potable y alcantarillado del distrito de Rupa Rupa. En julio de 2018, basado en el informe, la fiscal Jazmina Iparraguirre García inició la investigación preliminar con un plazo de 120 días por el presunto delito de falsedad genérica del exburgomaestre y de los que resulten responsables, para lo cual solicitó a la Municipalidad, copias fedateadas del archivo que dio mérito a la partida de defunción y demás documentos.
Con esta primera actuación se reabrió la investigación contra el exedil y contra Piro Gómez Widberto, Armando Bonifacio Malpartida, Julio Enrique Cabrera Silva, Edwin González Martel, Francisco Garrido Bazán, Alfredo Jesús Quispe Córdova, Carlos Mauro García Ortiz, entre otros. Luego de conocido el caso hubo opinión que también deben ser investigados los fiscales y jueces que estuvieron a cargo, porque sospechosamente ninguno pidió intervención de los bienes de los investigados y culpables pese a conocerse la desaparición de varios millones de soles que denunció la Contraloría General de la República. A la fecha el hijo del extinto alcalde, Gerardo Guzmán, muestra poderío económico a través de empresas constructoras que estarían a su nombre y de testaferros que serían familiares de los prófugos involucrados.