19.2 C
Huánuco
5 octubre, 2022

Tremenda corrupción en Panao

Tremenda corrupción en Panao

Si se hiciera un examen minucioso de las obras que hacen los alcaldes en sus distritos y provincias, de seguro que encontramos una serie de graves irregularidades.

Hablamos de obras que esconden millones en malos manejos y que por lo general se reduce a una palabra: corrupción. Por supuesto que hay excepciones, pero son pocas. 

Un claro ejemplo es lo detectado por la Contraloría en Panao, en la construcción del estadio de dicha provincia, con un presupuesto que supera los siete millones de soles y que ha resultado ser todo un escándalo.

Para empezar, el cerco perimétrico tiene varias observaciones, sin embargo, lo más grave es la construcción de una de las tribunas que está, literalmente, a punto de caerse. 

Tal vez el alcalde, Ridel Barrueta, argumentará que no se caerá, sino que se desplomará, pero lo cierto es que esta tribuna tiene serias deficiencias.

¿Incapacidad? ¿Corrupción? Tal vez ambos. Los pobladores de Panao no están nada contentos con este alcalde. 

Una gestión más que no soluciona ningún problema y que probablemente los ha empeorado. 

Las autoridades competentes tienen que investigar y demandar a los responsables de estas irregularidades. 

Recordemos que esta obra fue contratada directamente por la Municipalidad Provincial de Pachitea y Barrueta es el representante de ella.

Cabe resaltar que no se trata de deficiencias en la construcción, sino también de pagos irregulares que superan los 2 millones de soles. Este grave hecho habría sucedido con la complicidad de varios funcionarios.  

Nos referimos a la cancelación del cerco perimétrico, cuando este únicamente tiene un 20 % de avance. Además, se solicitó un adicional de un millón de soles más para supuestamente culminar la obra. 

¿Dónde fue a parar este dinero? ¿En qué bolsillo? Basta ya del robo descarado al pueblo.

Recordemos que este estadio de Panao está a tan solo 200 metros de la Plaza de Armas.

No es posible que haga un escenario deportivo, donde los cientos de personas que puedan asistir, corran el riesgo de morir, todo por la desidia, incapacidad y corrupción de una gestión.

Publicaciones Relacionadas

Basta de broncas

EditorAhora

Tenemos nuevas autoridades

EditorAhora

Ciudadanía demostró madurez cívica

EditorAhora

Todos a cumplir el deber cívico

EditorAhora

Se agudiza la crisis en el gorehco

EditorAhora

Mafias ofrecían ingreso a la universidad

EditorAhora