14.9 C
Huánuco
2 julio, 2022

Un cafecito por favor

No es nada agradable el escribir esta columna sobre un colega comunicador que se ha visto seriamente involucrado en la maraña de corrupción del Gobierno Regional de Huánuco. Mucho menos cuando has conocido a la persona y ves que terminas siendo seducido por el poder y el dinero.

Sin embargo, dadas las circunstancias, es importante tocar el tema del gerente de la oficina de Imagen del Gobierno Regional de Huánuco, Naylamp Cueva León. Como sabemos, también se le ha mencionado mucho en el proceso de prisión preventiva que se sigue a Juan Alvarado y a sus funcionarios de confianza. Cueva León se ha convertido en uno de los protagonistas del posible penúltimo capítulo que se lleva a cabo en la Corte Superior de Justicia de Huánuco.

Si bien es cierto, él no participa como denunciado en este proceso, pero es y ha sido una persona muy allegada al gobernador. Según la Fiscalía, se ha convertido en un personaje clave que brinda información de “inteligencia” al gobernador con respecto a denuncias en su contra. Aparentemente, el haber laborado tanto en la Fiscalía como en el Poder Judicial, le ha permitido hacer contactos para beneficio de Juan Alvarado.

De acuerdo a lo dicho ayer por el fiscal en la audiencia, este comunicador utilizó tres teléfonos a nombre del Gorehco y trató de influenciar para que Darwin Campos  cambie sus declaraciones y por ende la investigación. Aparentemente, comprando el silencio y la conducta de personajes a cambio de motivaciones económicas o puestos de trabajo. Pero era mucho más para Alvarado que su hombre de inteligencia, se convirtió en tan allegado al gobernador que hasta le hacía los mandados personales, cómo prepararle el café, hacerle de chófer, ser su consejero personal y otras cosas más.

De probarse esto, sería muy grave para Cueva ya que estaría utilizando recursos del Estado de manera irregular para beneficio personal y de Juan Alvarado.

Tristemente, parece que Alvarado terminó por convertirse en el antónimo del Rey Midas. Todo lo que está alrededor estaría podrido.

Es una lástima, porque Naylamp es un tipo hábil, pero empleó su habilidad e inteligencia para ayudar a un procesado corrupto y en proceso, lejos de hacer un trabajo adecuado y profesional en el Gorehco.

Pero todos somos dueños de nuestros actos, y como tal hay que asumirlos.

Publicaciones Relacionadas

Organización criminal

editorahora

A iniciar las obras

editorahora

En el Perú el más corrupto de Latinoamérica

editorahora

El cambio climático

editorahora

De su propia medicina

editorahora

Haciendo trampa para no vacunarse

editorahora