24.4 C
Huánuco
6 julio, 2022

Un terremoto de 6.1 en Afganistán mata a más de 1000 personas

Un potente terremoto sacudió a primera hora del miércoles una escarpada y montañosa región del este de Afganistán, arrasando casas de piedra y adobe y matando al menos a 1000 personas en el terremoto más mortífero del país en dos décadas, informó la agencia de noticias estatal.

 

Se estima que otras 1500 personas resultaron heridas, y las autoridades dijeron que el número de muertos podría aumentar.

 

La catástrofe provocada por el terremoto de magnitud 6.1 supuso una importante prueba para el gobierno talibán de Afganistán, que retomó el poder hace casi 10 meses, cuando Estados Unidos y sus aliados de la OTAN se retiraron del país, y que desde entonces ha sido rechazado por el resto del mundo.

 

En un gesto poco habitual, el líder supremo de los talibanes, Haibatullah Akhundzadah, que casi nunca aparece en público, rogó a la comunidad internacional y a las organizaciones humanitarias “que ayuden al pueblo afgano afectado por esta gran tragedia y que no escatimen esfuerzos para ayudar a las personas afectadas”.

 

Los residentes de la remota zona, cerca de la frontera con Pakistán, buscaban víctimas vivas o muertas cavando con sus propias manos entre los escombros, según imágenes mostradas por la agencia de noticias Bakhtar. No estaba claro si se estaba enviando equipo pesado de rescate, o incluso si podía llegar a la zona.

 

Al menos 2000 casas quedaron destruidas en la región, donde cada hogar tiene una media de siete u ocho personas, dijo Ramiz Alakbarov, representante especial adjunto de la ONU en Afganistán.

 

El alcance total de la destrucción entre los pueblos escondidos en las montañas tardó en salir a la luz. Las carreteras llenas de baches -difíciles de transitar en el mejor de los casos- pueden haber quedado muy dañadas, y los desprendimientos de tierra provocados por las recientes lluvias han dificultado aún más el acceso.

 

Los rescatadores se apresuraron a llegar en helicóptero, pero la labor de socorro podría verse obstaculizada por el éxodo de muchas agencias internacionales de ayuda de Afganistán tras la toma del poder por los talibanes el pasado agosto. Además, la mayoría de los gobiernos desconfían de tratar directamente con los talibanes.

 

En un signo de la confusión entre los talibanes y el resto del mundo, Alakbarov dijo que los talibanes no habían solicitado formalmente que la ONU movilizara equipos internacionales de búsqueda y rescate u obtuviera equipos de los países vecinos para complementar las pocas docenas de ambulancias y varios helicópteros enviados por las autoridades afganas.

 

La catástrofe no hace más que agravar la miseria en Afganistán, que ya está inmerso en una de las peores crisis humanitarias del mundo, con millones de personas que se enfrentan a un aumento del hambre y la pobreza tras el corte de la financiación internacional a los talibanes. Esto ha provocado un enorme programa de ayuda, pero para evitar poner el dinero en manos de los talibanes, el mundo ha canalizado la financiación a través de la ONU y otras agencias humanitarias, un sistema que puede ser demasiado lento para una respuesta de emergencia al terremoto.

 

El terremoto tuvo su epicentro en la provincia de Paktika, a unos 50 kilómetros al suroeste de la ciudad de Khost, según el Departamento de Meteorología del vecino Pakistán. Los expertos sitúan su profundidad en apenas 10 kilómetros. Los terremotos poco profundos suelen causar más daños.

 

Publicaciones Relacionadas

Convocan a Mypes para producir mobiliario por más de S/ 1.5 millones

editorahora

Reseña del Pin Up casino

editorahora

Los eSports abarcan cada vez más espacios y ofrecen más beneficios

editorahora

¿Por qué la tasa de refresco es importante para usar el teléfono celular en el gaming?

editorahora

Beneficiarán a productores agropecuarios afectados por el estado de emergencia

editorahora

Brasil proveerá de 40.000 toneladas de urea al Perú

editorahora