22.8 C
Huánuco
27 febrero, 2021

Una biblioteca para todos

Si bien la situación de las bibliotecas antes de la pandemia era compleja y nos mostraba un déficit en los servicios, durante la pandemia esta situación se agravó debido a la ausencia de proyectos de inversión pública para la implementación de nuevas estrategias para el fomento de la lectura. (Son pocos los gobiernos regionales y locales los que han priorizado proyectos de inversión para este sector).

Durante la pandemia todas las bibliotecas cerraron sus puertas. Pero ante esta situación, una de las pioneras en adaptarse a los cambios ocasionados por la COVID-19 en la región centro oriental del Perú ha sido la Biblioteca Pública Municipal de Huánuco.

Esto no fue una excusa para dejar abandonado tan importante espacio cultural. Si bien los tiempos eran (aún lo son) difíciles, había que replantear las estrategias y para Karina Ordoñez, directora de la institución esta fue la oportunidad para mudarse a las redes sociales.

Desde julio del 2020 a través del proyecto “Una biblioteca para todos”, se han realizado eventos culturales virtuales a través de Facebook. Presentaciones de libros, conversatorios, recitales poéticos, cuentacuentos en español y quechua, presentaciones de proyectos musicales, entre otros. Todos ellos han alcanzado más de 30 mil visitas durante el año.

Hoy queremos contarles un poco de historia sobre la recuperación de este emblema, gracias al tesonero trabajo de Karina Ordoñez, pues a finales del 2020 se logró culminar con el segundo inventario más importante del acervo bibliográfico. Que pronto será publicado en un catálogo digital.

Actualmente, guarda en sus archivos más de 5 mil libros, además de una de las colecciones más importantes del Huánuco antiguo y la colección local en la que se encuentran obras de autores Huanuqueños.

La Biblioteca Pública se instaló en el año 1967 con la compra directa de libros y las donaciones de las Embajadas extranjeras. En la década del setenta fue cedida temporalmente a la Universidad Nacional Hermilio Valdizán. En 1985, la Ley Orgánica de Municipalidades permitió replantear las funciones de dicha unidad de información en lo referente a la proyección hacia el servicio de la comunidad. Por tal motivo, se reinauguró la Biblioteca Municipal el 2 de mayo de 1985.

Tuvo como uno de sus primeros encargados a don Ricardo Flórez Gutiérrez de Quintanilla, reconocido pintor peruano. Desgraciadamente no se sabe mucho de tan importante institución, pues por más de dos décadas (tiempo en el que se perdió valioso material bibliográfico) ha estado abandonada y ninguna gestión le puso atención hasta septiembre del 2016.

Exactamente el 01 de setiembre del 2016, año en que Karina Ordoñez (especialista en bibliotecas) regresa a Huánuco con la finalidad de realizar actividades de recuperación de los ambientes de la Biblioteca Pública Municipal de Huánuco. Iniciando así con la selección, clasificación y catalogación de la bibliografía existente para empezar su recuperación programada. Logrando después la implementación de la sala de lectura y la sala infantil.

Gracias al excelente trabajo de su directora en octubre del 2017 se logró incorporar al Proyecto de Modernización Municipal el mejoramiento de la Biblioteca Municipal. Ese mismo año la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) la acreditó como Centro Coordinador Regional Bibliotecario de Huánuco mediante la Resolución Directoral Nacional N° 167-2017-BNP.

Cabe mencionar que no es la primera vez que Karina Ordoñez logra importantes avances dentro del sector.  Desde el 2008 fue directora de la Biblioteca Pública Municipal “José Ignacio Aguirrezabal” de Ucayali. En su gestión logró la construcción de la Infraestructura moderna en la que hoy funciona.  En el 2016, vuelve a Huánuco por invitación de la Municipalidad Provincial de Ambo para la implementación del centro cultural y Biblioteca Pública de Ambo. 

A pesar de los efectos negativos en la cultura que causó la pandemia, la Biblioteca Pública Municipal de Huánuco ha resistido, gracias al trabajo articulado con diferentes aliados. Sin embargo, no cuenta con un presupuesto destinado para el sostenimiento de los servicios bibliotecarios públicos y sobre todo la voluntad política de las autoridades ha sido casi nula durante la última gestión.

 “En Egipto, a las bibliotecas se las llamaba el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás”. En Huánuco necesitamos con urgencia curar esta peligrosa enfermedad y para ello es necesario mejorar el servicio y apertura una nueva infraestructura para la biblioteca.

Publicaciones Relacionadas

Pelo D´ Ambrosio: Un grito de auxilio, una muestra de amor infinito

DiarioAhora05

Siete mitos sobre la vacuna contra la COVID-19

editorahora

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO – Delfín Zúñiga Díaz

DiarioAhora05