15.6 C
Huánuco
24 noviembre, 2020
Image default
Actualidad Covid-19 Especial

Más de 170 mil estudiantes abandonan la universidad durante la pandemia

Hendrix Alexis Pinedo Ushiñahua/Renato Kevin Espinoza Medrano (Estudiantes Unheval).- Según un estudio elaborado por el Ministerio de Educación (Minedu), 174 000 estudiantes peruanos dejaron la universidad durante el estado de emergencia. La tasa de deserción alcanzó un 18.6 %, seis puntos porcentuales mayor al registrado en el 2019, que fue del 12 %.

Además, existe una gran diferencia estadística entre una universidad pública y una privada, ya que mientras en la pública hay una tasa de 9.85 % de estudiantes que han desertado, las privadas, por su parte, registraron un 22.5 %. 

La deserción estudiantil universitaria es un problema social en el que el estudiante deja de asistir a clases o abandona la universidad; no obstante, este concepto termina siendo demasiado básico, ya que también implica el cese de los estudios académicos y en muchos casos el quedar fuera del sistema educativo como tal.

CAUSAS ECONÓMICAS Y FAMILIARES

Existen diversos factores por los cuales un estudiante universitario decide no continuar con sus estudios, tales como cuestiones familiares, económicas o la brecha digital. 

Sin duda, una de las causas principales de la deserción estudiantil universitaria en el presente año a consecuencia de la pandemia, es el factor económico.

El doctor Jesús Arturo Ortiz Morote, psicopedagogo y profesor de psicología y filosofía en la Unheval, indica que “el factor económico es fuerte, determina; porque no hay laptop, no hay computadoras, ni siquiera hay celulares. Que eso quede claro. Como decía Carlos Marx, la estructura económica determina la superestructura”, expresa. 

Para el especialista, si hablamos de un factor común, mayormente es la economía. A su juicio, es una pena porque son buenos jóvenes, inteligentes, que no pueden seguir sus estudios. “Si eso sucede con las universidades nacionales imagínese las universidades particulares. Hijos de padres profesionales no pueden pagar su mensualidad porque el sueldo no alcanza”.

FAMILIA Y ENSEÑANZA

Por otra parte, el doctor aclara también que, además del económico, otro motivo de deserción es el ambiente familiar: “Si la familia no apoya brindándole un ambiente favorable, un ambiente de tranquilidad para que pueda estudiar, hace que el alumno no pueda triunfar, no pueda cumplir con sus objetivos académicos”.

Asimismo, una de las causas quizás más recurrentes en los estudiantes, pero de las menos mencionadas en cuanto a deserción estudiantil universitaria se refiere, es la deficiencia en la metodología empleada por los docentes durante el desarrollo de las clases virtuales. 

Muchos de los docentes no han sabido adaptarse a la coyuntura actual, y esto queda demostrado al momento de dictar una clase. “No son dinámicos”, recalca una estudiante de la Universidad Privada del Norte que cesó sus estudios. Otros problemas frecuentes son el hecho de que los docentes no realizan la respectiva retroalimentación y los acumulan de tareas para poder calificarlos. 

SALUD MENTAL Y BRECHA DIGITAL

Existen problemas psicológicos que alteran la estabilidad emocional. En los universitarios los más notables son estrés, ansiedad, insomnio e irritabilidad. Sobre esto, alumnos de la Unheval realizaron una encuesta a estudiantes de esta misma casa de estudios, la que dio a conocer a la carga de estrés como uno de los principales efectos de la nueva modalidad virtual.

Así mismo, la encuesta reveló que un 48 % de estudiantes consideró en algún momento dejar la universidad a causa de estos problemas como el estrés. Dato que es para nada irrelevante, ya que representa a casi la mitad de la población estudiada como desertores potenciales en algún momento. 

Por otro lado, la brecha digital es un factor dentro de la crisis estudiantil que se vive actualmente a causa de la pandemia. La Federación Universitaria de San Marcos afirmó que hubo deficiencias en la entrega de los chips debido a que en su mayoría estos no podían ser usados por los estudiantes, ya que no todos contaban con los dispositivos necesarios. 

Cabe mencionar que hace un mes se hizo público un informe de la Contraloría General de la República en la que se denunciaba que el Internet de la UNMSM no brindaba la cobertura adecuada para el desarrollo de las clases virtuales.

LEA TAMBIÉN:

Más de 1.600 universitarios de la UNSA y Santa María abandonaron sus estudios