14.8 C
Huánuco
3 octubre, 2022

Viveza y pendejada

Lo sucedido con el examen escrito de dominios de lenguas originarias en el departamento de Huánuco es todo un escándalo. La Dirección Regional de Educación (DRE) no tuvo otra opción que cancelar dicha evaluación.

De alguna forma, el examen se filtró y varias preguntas fueron publicadas en las redes sociales. Este examen es de suma importancia para los 4800 docentes que hablan lenguas originarias como el quechua, shipibo, ashaninka, entre otros.

El aprobar dicha evaluación les va a permitir subir en su escala de nombramientos, y por supuesto también tener un mejor ingreso salarial.

El director de la DRE, Nolberto Crespo, informó que se están realizando las investigaciones necesarias para determinar a los culpables. Asimismo, agregó que esto podría tratarse de hackers que hayan filtrado la evolución. 

Realmente todo es posible, como la posibilidad de qué algunos docentes hayan coordinado el robar la prueba y lograr el nombramiento. 

Esto debido a que carecen de dominio del lenguaje y la viveza y pendejada pesa mucho más en nuestra sociedad.

El plagio es muy poco probable que se pueda remediar, más aún teniendo el avance de la tecnología a la mano. Más aún cuando existe una tendencia al facilismo por parte de las personas, no obstante, los docentes no son la excepción lamentablemente. 

Lejos de prepararse y ser unos buenos docentes, parece que algunos optaron por la vía rápida e ilegal, la de obtener el examen “por lo bajo”.

El tener este tipo de negligencias en estos exámenes de evaluación, que son tan importantes para los docentes y para el país, solamente provocará que la calidad educativa siga en picada. 

Curiosamente, cuando el país necesita mayores capacidades y habilidades por parte de profesionales y estudiantes, muchos pretenden nombrarse en el Estado y ofrecer a los niños una deficiente calidad educativa.

Por otro lado, llama poderosamente la atención que en las dos evaluaciones más importantes, realizadas para los docentes durante este año, coincidentemente, se filtren los exámenes. 

Todo esto bajo el reloj y la gestión del profesor Pedro Castillo.

Nuestro sistema educativo, además de estar seriamente colapsado por la carencia de infraestructura, también está sufriendo a consecuencia de mantener dos años las escuelas cerradas. 

Para un gran porcentaje de los niños que no han aprendido ni la mitad de lo que se supone tenían que haber aprendido, les va a costar mucho nivelarse.

Publicaciones Relacionadas

Todos a cumplir el deber cívico

EditorAhora

Se agudiza la crisis en el gorehco

EditorAhora

Mafias ofrecían ingreso a la universidad

EditorAhora

En política nada es casual

EditorAhora

La corrupción sin control

EditorAhora

Incontrolable especulación

EditorAhora