fbpx
24 C
Huánuco
3 agosto, 2020
Actualidad Editorial

Vulnerabilidades que desnuda el coronavirus

La pandemia ha desvelado las grandes carencias de los sistemas del Estado, así como de nuestros niveles culturales. No cabe duda que la corrupción y la burocracia han carcomido por dentro los denominados pilares del Estado, y como consecuencia tenemos actualmente un sistema de salud y educativo con enormes carencias y deficiencias. 

Por otro lado, nuestra criollada y tendencia hacia la informalidad revela un profundo problema cultural que actualmente está causando la pérdida de vidas humanas,  literalmente.

Vale darse una vuelta por los mercados, principales focos infecciosos de los virus en todas las ciudades de nuestro país. Y Huánuco, obviamente no es la excepción. Se han implementado estrategias para evitar y disminuir el contagio. Sin embargo, si analizamos las cifras de contagiados y fallecidos, dichas medidas parecen no haber tenido mayor efecto.

Lo cierto es que las diferentes autoridades están realizando acciones, cada uno por su lado, consiguiendo probablemente ciertas mejoras, pero nada significativo, penosamente. En algunos casos, el afán protagonista y la postura política pesan más que el deseo de trabajar coordinadamente buscando un solo rumbo y bien común.

Si bien es cierto que este virus es científicamente nuevo y se está en proceso de descubrir una vacuna, por otro lado, por experiencias exitosas de otros lugares se tiene muy claro que formulas funcionan y que no.

Tristemente, no ha habido alguien que busque unir a todas las autoridades para hacer un solo frente al virus. No, todos han preferido, estar al frente de sus propias ´estrategias´, por más malas que estas sean o carentes que fueran.

Las consecuencias ya las estamos viendo. Aproximadamente, nueve personas están muriendo al día y cientos se están infectando. El panorama solo parece ser más ensombrecedor y no pretendemos ser pesimistas, simplemente hemos evaluado, con especialistas, las tendencias estadísticas.

Todos somos vulnerables a este virus, unos en mayor grado que otros. Por otro lado, esta crisis deberá, en el mejor de casos, aflorar nuestra verdadera naturaleza humana de empatía y preocupación para con el prójimo. Dicho esto, apoyemos las campañas organizadas por la Iglesia San Pedro y Cámara de Comercio, para la compra de concentradores de oxígeno medicinal e insumos para ivermectina, respectivamente. Tal vez las podamos necesitar más adelante. 

Publicaciones Relacionadas

‘PAPI’ SARA RATTO

editorahora

Entregarán restos de 25 personas desaparecidas

adminahora

Por falta de insumos paraliza obra de agua de La Esperanza

adminahora