25.2 C
Huánuco
21 octubre, 2021

WILLD – CHAS cuatro años sobre las tablas

Ayer por la tarde, la Asociación Teatral WILLD – CHAS presentó la obra “TORMENTA y CALMA”, la historia de un hombre que sufría de esquizofrenia y quien en su afán de salvar a su compañera toma una decisión fatal, entregar su alma al ángel de las tinieblas, como resultado de ese episodio, ve a sus seres queridos como enemigos y los lastima sin piedad. Su hijo sufre estas consecuencias, pero como recompensa al sufrimiento, los seres elementales se le aparecen y le entregan sus dones transformando su vida en magia y fantasía.

Esta presentación tuvo lugar en el Museo Regional Leoncio Prado, la Asociación Teatral WILLD – CHAS está dirigida por Wilder Chávez y Rosario Gamarra en la dirección musical. Ayer, cumplió cuatro años de aniversario, esto coincidió también con el cumpleaños de su director y la conmemoración de los 45 años de la muerte de Rogelio, el personaje que el director interpretó sobre las tablas.

Wilder Chávez nos ha regalado una entrevista especial que aquí le presentamos:

En esta oportunidad has interpretado a Rogelio, que en la vida real fue tu padre.

Estoy muy emocionado, porque por fin se ha hecho realidad este sueño de poner en escena la obra dedicada a mi padre. No ha sido fácil interpretarlo, he hecho todo lo posible para que salga de la mejor manera. Estoy emocionado también con el público que nos sigue todavía y siguen viniendo al teatro.

A veces la emoción me gana. Pero mi padre tenía una vida muy agitada de joven, como dice en la obra, el trataba de cruzar la frontera con su esposa y la violaron en el camino y  al ver que sus rezos no sirvieron mucho, toma la decisión de ofrecer su alma al diablo para que salve a su esposa y en ese trayecto es que sufre de esquizofrenia.

Hemos podido ver en el escenario a nuevos jóvenes haciendo teatro. ¿Qué nos puedes decir de los actores que te han acompañado?

Siempre trabajo con chicos que le interesan la actuación y no son actores profesionales, trato de mostrarles una forma diferente de diversión. Pues la juventud ahora tiene muchas formas de diversión, las discotecas, las fiestas, pero también tenemos el teatro, la danza, música. Y los chicos están aprendiendo de la actuación y de acá en las siguientes presentaciones se les verá un poco más sueltos y más preparados.

Will Chas cumple cuatro años, ¿Ha sido fácil hacer teatro en Huánuco?

Antes nos llamábamos Goyo Runa y hace dos años cambiamos a Will Chas por motivos que no voy a mencionar ahora, cuatro años haciendo teatro en Huánuco, combinando las actuaciones con los cuentos llevados al teatro y cuentos que se contaron de forma virtual durante la pandemia.

Yo estudié administración de empresas, ingresé a estudiar medicina a la Villareal y no pude avanzar. Pero encuentro la oportunidad del arte al visitar Bellas Artes en Lima con una amiga alemana, y me muestra todo este mundo del arte y es así que viajo a Colombia por unos cursos, después viajo a Alemania por dos semanas y esas dos semanas se convirtieron en dos años y más porque tenía que hacer prácticas también.

Salimos de ahí, viajamos por España, Francia, un poco de África y ahora estamos en Huánuco. Empezamos con dificultades, porque al llegar a un lugar y decir soy actor es difícil. Llego a Huánuco por mi hija, la mamá de mi hija es de Huánuco. Empecé a ofrecer mi trabajo y me dijeron que no. Tocando muchas puertas conozco a una gerente de la municipalidad, del área de medio ambiente, ella me propone hacer teatro para proteger el medio ambiente y concienciar a la población y así empezamos, haciendo pequeñas obras. Después conocí a varios actores huanuqueños como Toño Robles, Tiano Gayoso y Esperanza Rosales, por ejemplo ella me propuso participar en la zarzuela el Cóndor Pasa. Y así empezamos a abrirnos camino.

Después de mucho tiempo de aislamiento, han regresado con el aforo mínimo, ¿Cómo ha sido para ustedes esta etapa de la pandemia?

A mí no me ha afectado tanto el “quédese en casa” porque tengo otro trabajo en la mañana o en la noche en la municipalidad, entonces siempre estuve saliendo a pesar de todo, pero sí era bastante difícil ver la calle vacía, salía a las 11 de la noche a trabajar y veía las calles vacías, en realidad daba mucha pena.

La obra ha culminado con un mensaje de esperanza, que aún en esta pandemia debemos mantenerla.

Sí, la esperanza nunca debe apagarse. Por ello tenemos que tener la esperanza de que esto va a pasar, es temporal. Porque hace muchos años atrás, antes que incluso naciéramos, ha habido pandemias que han durado por años. El mensaje debe ser cuidarse, todavía no ha terminado. 

Depende mucho de nosotros, no esperemos que el gobierno esté diciendo quédense en casa o enciérrese. Nosotros debemos saber cuidarnos, porque en cualquier momento el gobierno puede decir quítense las mascarillas  y anden libres, tenemos que tener el cuidado necesario. Porque para el Estado podríamos ser simplemente un número más. Pero para los familiares, la pérdida sería algo irreparable

Finalmente, siempre tengo palabras de agradecimiento, muchas gracias a Huánuco por permitirme hacer esto, gracias a las personas que vienen a vernos. Solo tengo palabras de agradecimiento y a medida que nos permitan, seguiremos dando este tipo de espectáculos para que lo disfruten.

Publicaciones Relacionadas

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO – William Huasco Espinoza

editorahora

Montevideo, paraíso pachiteano

editorahora

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO – Eduardo Cervantes (Eduardo Melchor Espinoza Cervantes)

editorahora

Presentaciones de libros regresan a las salas y auditorios

editorahora

Huanuqueños del Bicentenario – Mario Ambrosio Malpartida Besada

editorahora

Filomena Ramos: El turismo es tarea de todos y todas.

editorahora