20.9 C
Huánuco
15 octubre, 2021

Implante cerebral que trata la depresión con resultados prometedores

La depresión puede ser un trastorno realmente incapacitante y difícil de tratar (casi un tercio de los pacientes no responde al tratamiento); además, se trata de una condición muy común que afecta a muchos millones de personas en el mundo. Así, no es de extrañar que un gran número de científicos que dedique su trabajo a encontrar mejores estrategias para afrontarla. Implante cerebral que trata la depresión con resultados prometedores

Según el Minsa se estima que esta enfermedad impide un total de 224,535 años de vida saludable (AVISA) en el Perú, o 7.5 AVISAs por cada mil habitantes.

Un grupo de investigadores de la Universidad de California, ha realizado con éxito un primer ensayo de tratamiento de un implante cerebral. En una paciente de depresión resistente.

Un implante a medida

La paciente en cuestión es una mujer de 36 años que venía padeciendo depresión desde niña, sin que ninguna línea de tratamiento consiguiera en ella resultados significativos. Por ello, optó por presentarse como caso de estudio a este ensayo.

Los investigadores partían de experiencias previas con implantes cerebrales que habían obtenido buenos resultados en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y la epilepsia. Este mismo tipo de experimentos se han llevado a cabo previamente para la depresión, empleando la estimulación profunda en regiones concretas del cerebro, pero los resultados no habían sido del todo satisfactorios. 

La diferencia es que, en este caso, en lugar de decidir las áreas del cerebro a estimular en base a conocimientos genéricos sobre la depresión, los investigadores examinaron las características particulares de la depresión de la paciente de manera individualizada.

Analizando su actividad cerebral, encontraron un determinado patrón de ondas cerebrales que identificaron como biomarcador de la depresión, y diseñaron el implante de manera que sólo estimulase cuando se expresase este patrón.

Concretamente, el implante cuenta con dos electrodos, uno de los cuales se insertó en el área en la que se detectó este patrón. El otro en la que controla los síntomas de la depresión. De esta forma, se programó la máquina para que, cuando el primero detectase el patrón, el segundo produjera una levísima descarga eléctrica durante 6 segundos.

Así, frente a los intentos previos que estimulaban áreas genéricas en intervalos regulares de tiempo. Este nuevo implante puede actuar sólo cuando aparecen los signos concretos de cada paciente, en las áreas en las que se producen.

Resultado prometedor

En los primeros meses, la paciente reportó una mejoría abrupta, que no se ha revertido desde entonces y que ha redundado en una notablemente mayor calidad de vida. Es decir, que los resultados son muy prometedores y podrían suponer un punto de inflexión en el uso de implantes cerebrales para tratar trastornos psiquiátricos.

Sin embargo, lo más probable, reconocen los científicos, es que este implante no sea universal, sino que será necesario realizar un estudio exhaustivo de cada caso para identificar cada variación individual en las áreas afectadas y el patrón de ondas cerebrales.

Además, es posible que estos marcadores cambien a lo largo del tiempo. Por lo que será también necesario monitorizar a esta y, a otros pacientes futuros en los que se pruebe esta técnica.

Coxsackie: Enfermedad de manos, pies, boca en los niños

Publicaciones Relacionadas

La hipermetropía: te contamos las causas

Hildrid Rodriguez

Sabías qué practicar CrossFit es bueno para la salud fisica y mental

Hildrid Rodriguez

Conoce todo sobre la microbiota intestinal

Hildrid Rodriguez

El Tae Bo una excelente opción para mantenerte saludable

Hildrid Rodriguez

Coxsackie: Enfermedad de manos, pies, boca en los niños

Hildrid Rodriguez

Los lunares: causas y síntomas

Hildrid Rodriguez