23.6 C
Huánuco
25 octubre, 2021

Agradeciendo a nuestro Rey, señor de Burgos

Definitivamente, la pandemia no solamente ha traído caos y muerte, sino también cosas muy positivas. Nos referimos a que muchas familias han terminado por consolidarse y unirse en esta crisis. Probablemente esto no hubiera sucedido sin la pandemia. Incluso, sabemos de casos donde los integrantes de las familias prácticamente no compartían y casi ni se veían durante el día. Sin embargo, la pandemia sirvió para recapacitar, hacer mea culpa, y empezar a hacer las cosas de mejor manera, dando prioridad a la familia.

Asimismo, esta crisis ha servido también a millones de personas para acercarnos más a Dios y afianzar nuestra fe.  

Conocemos personas que han cambiado su visión de la vida durante esta temporada. Se sienten agradecidos por el don invaluable de la vida, independientemente de lo poco que puedan tener.

Se acuerdan más seguido del Todopoderoso y oran para que no les falte su apoyo, su amor eterno, el pan que nos da todos los días, el agua que tomamos, un techo donde dormir.

El Cristo de Burgos, por segundo año consecutivo, no podrá salir a bendecir las calles de Huánuco, debido a la emergencia sanitaria. Sin embargo, las novenas permitirán la presencia de fieles, obviamente de manera limitada, un aforo del 50% y en el horario habitual de 7 a 8 de la noche. Por supuesto que siempre cumpliendo con todos los protocolos ya acostumbrados, la doble mascarilla, el distanciamiento social, la higiene de las manos… todo eso a lo que ya estamos acostumbrados.

Aun así, nuestra fe debe permanecer fuerte. Es importante reconocer que sin Dios no tenemos nada, gracias a Dios tenemos la familia, los hijos, nietos, el aire que respiramos y el agua que tomamos.

Con esta pandemia, consideramos que es bueno agradecer por estar vivos, de este milagro de la vida. Y si es que hemos perdido seres queridos, familiares y/o amigos, recemos por ellos.

Para fortuna nuestra, tenemos una imagen sumamente milagrosa del Rey y Patrón de Huánuco. Señor de Burgos, ayuda a este pueblo, para que se siga cuidando y protegiendo y ya no haya más pérdidas de vidas a causa de este virus.

Sabemos de tu generoso amor por eso que desde esta columna nos tomamos la libertad de pedirte protección, tu eterno amor, que nunca falte a esta población huanuqueña, alabado seas Señor de Burgos.

Te pudiera interesar

¿Cuánto café es prudente tomar al día?

Publicaciones Relacionadas

La corrupción generalizada

editorahora

Nueva planta de tratamiento de agua

editorahora

Procesión del Señor de Burgos

editorahora

Decisiones fuertes

editorahora

Otra denuncia de peculado

editorahora

¿Se aleja la tercera ola?

editorahora