18.1 C
Huánuco
7 diciembre, 2021

Desafíos y oportunidades de la educación virtual en tiempos de COVID-19

Desafíos y oportunidades de la educación virtual en tiempos de COVID-19

¿Están los estudiantes aprendiendo igual en línea que de forma presencial?

En Perú, miles de niños, niñas y adolescentes desarrollan sus sesiones de aprendizajes a través de la educación virtual o remota debido al cierre obligatorio de las instituciones educativas ante la pandemia del COVID-19.  

En este sentido, Francesc Pedro García, director del Instituto Internacional para la Educación de la Unesco, explica que, en condiciones óptimas, los logros de aprendizaje pueden ser equivalentes en la educación presencial y a distancia. Sin embargo, asegura que en las actuales circunstancias se está frente a una educación a distancia de emergencia.

“Hemos saltado a una educación en línea sin un proceso previo, sin una capacitación a los docentes, por lo que el resultado no puede ser óptimo” señaló García.  

Si bien este método de aprendizaje ha recibido críticas por algunos padres y estudiantes por no garantizar la misma calidad que las clases presenciales, ha demostrado tener otras virtudes, según lo señala un informe de la Fundación Konrad Lorenz.

De acuerdo con ese centro de pensamiento, son muchas las ventajas que ha tenido la educación virtual en medio del coronavirus:

  • Estimulación a la creatividad, ya que las clases son más dinámicas.
  • Los profesores se esfuerzan por explicar, pueden grabar las sesiones y retomar los temas para afianzar su comprensión.
  • Disminuye la ansiedad para hablar en público; los estudiantes tímidos que no participan activamente en clases presenciales, lo hacen con mayor seguridad en medios virtuales.

Por otra parte, la educación remota, que incluye todo, tiene tres componentes. En primer lugar, la educación a distancia que es lo que están recibiendo los chicos de las provincias, que ven la televisión; en segundo lugar, la educación virtual que incluye una plataforma donde tienen algún nivel de comunicación, les envían videos, y, en tercer lugar, la educación online propiamente dicha, donde el profesor esta frente a la clase, casi como si fuera presencial.

¿Pero qué pasa con la educación virtual en las zonas rurales?  

Según Graciela Puebla, quien actualmente se desempeña como docente, la educación virtual en las zonas rurales suele ser más compleja, cambiante, frustrante y agotadora.

“Las actividades se envían y se resuelven usando el celular, mediante whatsapp. Esto parte del pre-supuesto de que todos los alumnos pueden disponer libremente de esa tecnología, pero la realidad es otra”. señaló Puebla

Puebla enfatizó que muchas familias cuentan con un solo celular que se recarga con tarjeta porque no hay ingresos fijos para pagar un abono.

En este sentido, agregó que en este contexto los niños además de estar privados de la guía de docentes en el proceso de enseñanza-aprendizaje se enfrentan a actividades muchas veces carentes de significado y de difícil comprensión, que deben ser resueltas en la pantalla del celular.

En cuanto a los colegios pequeños, muchos de usan Zoom, la versión gratuita que dura 40 minutos. Mientras se conectan los alumnos y comienza la clase, tienen reuniones muy pequeñas que, obviamente, no satisfacen.

Sin duda alguna, el sector educativo enfrenta serias implicaciones, incluyendo posibles aumentos en la deserción, menores niveles de aprendizaje y una mayor desigualdad en los resultados.

Alternativas para mitigar crisis sobre aprendizaje:

  • Extender el año escolar cuando vuelvan a abrir las escuelas o, temporalmente, extender la jornada.
  • Considerar programas de tutorías focalizadas en escuelas o niños de bajos ingresos.
  • Mejorar la calidad de la enseñanza en escuelas que sirven a niños pobres.
  • Considerar un plan de rescate para escuelas o instituciones privadas de educación superior, para evitar un colapso del sistema privado.

Cabe destacar que más de 1600 millones de niños y jóvenes no asisten a la escuela en 161 países por la pandemia del COVID-19. Lo que representa cerca del 80 % de los estudiantes en edad escolar en el mundo. 

El desafío actual es reducir al máximo el impacto negativo que esta pandemia tendrá en el aprendizaje y la educación.

Algunas buenas noticias son esperanzadoras:

  • Muchas de las mejoras e inversiones que los sistemas escolares tendrán que hacer podrían tener un efecto positivo a largo plazo.
  • Algunos países podrán aumentar las habilidades digitales de sus maestros.
  • Las estaciones de radio y televisión reconocerán su papel clave en el apoyo a los objetivos educativos nacionales.
  • Los padres estarán más involucrados en el proceso educativo de sus hijos.
  • Los ministerios de educación tendrán una comprensión más clara de las brechas y desafíos en conectividad, y podrán actuar para reducir esas brechas.

Visto el lado positivo, se debe considerar que todo esto puede fortalecer el sistema educativo de un país.

Lea También:

La educación en tiempos de la pandemia de COVID-19

Presupuesto 2021: Se otorga S/32 489 millones más a Educación

Publicaciones Relacionadas

Uso de fármaco de Roche en adultos con Covid-19 grave aprobado en Europa

Hildrid Rodriguez

Ómicron continúa propagándose por diferentes países

Hildrid Rodriguez

OMS: no intranquilizar a la poblacion con ómicron, la delta aún representa más del 99% de casos de covid-19

Hildrid Rodriguez

Primer caso de variante ómicron de la covid-19 en España

Hildrid Rodriguez

Camboya da con estrategías para vacunar hasta menores de cinco años

Hildrid Rodriguez

Yuraj Marca busca implementar Turismo Comunitario Sostenible

DiarioAhora05