16.3 C
Huánuco
14 junio, 2021

Expertos aseguran que ante presencia de variante C.37 se deben ejecutar medidas más efectivas para controlar los contagios

Expertos aseguran que ante presencia de variante C.37 se deben ejecutar medidas más efectivas para controlar los contagios

Ante la expansión de la nueva variante C.37 de la COVID-19 en Lima y probablemente en otras regiones, varios investigadores destacaron la necesidad de realizar más estudios genómicos y ejecutar medidas más efectivas para frenar la pandemia.

El médico epidemiólogo César Ugarte, del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Cayetano Heredia, señala que independientemente de la variante que esté detrás de esta segunda ola, lo importante es hacer vigilancia genómica y bajar la cantidad de contagios con restricciones que nos permitan cortar la cadena de transmisión.

“Estamos dando chance al virus a que mejore, a que se potencie teniéndole libre. Lo que importa es hacer seguimiento a estas variantes simplemente porque necesitamos saber contra quién nos enfrentamos, pero no debemos olvidar el norte, que es controlar la cadena de transmisión, y no veo que estemos haciendo eso con cuarentenas estrictas, varias actividades económicas no se deberían abrir, sobre todo las que están en espacios cerrados, todo debería estar limitado. Ahí ocurre la transmisión”.

Ugarte señala que mientras mejor conozcamos la pandemia, tomaremos acciones con más facilidad. “El INS tiene un rol importante, pero también las universidades porque hacer secuenciamiento es caro y no hay tantos equipos que hagan este trabajo”.

¿Es más contagiosa?

La nueva variante C.37 presenta alrededor de 20 mutaciones y algunas de estas ocurren en la parte de la espícula que se ‘pega’ al receptor de la célula humana, lo que la ayudaría a evadir la neutralización por anticuerpos.

Tiene una deleción (mutación) que ya se ha visto en las variantes del Reino Unido, Brasil, Sudáfrica. Y viene creciendo en Lima (47,6% de los casos).

Según Pablo Tsukayama, investigador principal de la UPCH, se desconoce si es más transmisible, contagiosa, agresiva o si evade el efecto de las vacunas. Pero su rápido crecimiento en Lima, desde diciembre, indicaría que se trata de una variante más transmisible.

Cambios variables

El virólogo e investigador Juan More Bayona dijo a este diario que la nueva variante tiene cambios que podrían ser “perjudiciales” para el virus.

“Esta variante muestra cambios interesantes y también muestra estos cambios que podrían ser beneficiosos para los humanos, porque hay una parte que no está en la proteína más importante de esta variante y deberíamos pensar que esta porción, que no está presente, es una propiedad beneficiosa o perjudicial para el virus”.

En este marco, explica que el virus tiene una región no tan pequeña de 6 o 7 aminoácidos que están ausentes (deleción). “Al cambiar su forma, lo primero que pensaría es que la proteína no funciona bien. La proteína Spike es como una llave, si le quitamos un pedazo de esa llave, entonces lo que podría pensar es que la llave no funciona como usualmente lo hacía. Esa analogía debemos entender”.

Agrega que el INS debe hacer más estudios para ver cómo se comporta este virus, si es más agresivo, si es más transmisible, pues el INS es el único que cuenta con laborotario tipo 3 para hacer estos estudios. Y pide tomar medidas más rígidas, pues se ha visto que son más efectivas para cortar la transmisión.

Y desde el sur, la viróloga de la Universidad de Chile Vivian Luchsinger señala a este diario que la variante que predomina en Santiago es la P1 (brasileña).

En Chile aún no se ha dado a conocer si hay casos de C.37; sin embargo, precisa que hay que considerar que la C.37 es cercana a la P1 y las detecciones podrían ser P1.

Explica que es necesario saber si esta nueva variante C.37 es más transmisible o agresiva, ya que ambas cosas son distintas. “Que se detecten nuevas variantes es esperable, no es novedad. Lo que hay que ver es si estas variantes tienen propiedades más agresivas. Una cosa es que sea más transmisible y otra más agresiva, si es más transmisible va a haber más infectados y más muertes, pero no necesariamente es que sea más agresiva”.

Segunda ola agresiva

Hay varios factores que podrían estar detrás de esta segunda ola. Según los expertos consultados pueden ser las nuevas variantes o que en esta segunda ola se liberaron muchos comercios y existe un cansancio pandémico.

“Muchas veces se le atribuye al virus un efecto, cuando en realidad el efecto lo hacemos nosotros si nos descuidamos. Si la gente no mide los aforos, si el transporte va repleto, la Semana Santa… Todo contribuye a incrementar los contagios”, explica More Bayona.

Lea También:

Pfizer asegura que vacuna protege contra variante C.37

Publicaciones Relacionadas

Leche materna de mujeres infectadas o vacunadas tiene anticuerpos contra la COVID-19

Yohalex

Ejecutivo transfiere S/73 millones al Minsa para vacunas contra la COVID-19

Yohalex

Gobierno publicó política para impulsar “empleo decente” en el Perú

María Olivera

Minsa: este 17 de junio llegarán 496 000 dosis de Pfizer

María Olivera

Docentes de zona rurales serán priorizados en la vacunación contra la COVID-19

María Olivera

Pedro Castillo informa sobre muerte de un familiar suyo por COVID-19

María Olivera