17.2 C
Huánuco
26 octubre, 2020
Image default
Opinión

HUÁNUCO Y EL ESTADO DE EMERGENCIA

Escrito por: Denesy Palacios

La serenidad no es estar a salvo de la tormenta, sino encontrar la paz en medio de ella”, como nos lo dice Thomas Kempis.

En los últimos momentos al parecer se han limado un poco las asperezas entre el legislativo y el ejecutivo, después de la frustrada vacancia presidencial, pues la República del día 29 de setiembre relata que el presidente de la República, Martín Vizcarra, refirió que el presidente del Congreso, Manuel Merino, acordó darle celeridad a la aprobación del proyecto de ley sobre vacunas contra la COVID-19 para autorizar su distribución apenas se disponga del tratamiento. Sin embargo, también es de conocimiento que existe una vacuna peruana que está en la fase de prueba, a la cual deberíamos prestar mayor atención.

Por otro lado, sin ser triunfalistas estamos mejorando en cuanto a la cantidad de infectados y fallecidos en la región de Huánuco, conforme lo indica el reporte de salud sobre el COVID-19, a esto hay que sumarle que muchos de los fallecidos han sido contabilizados como víctimas de COVID-19, cuando sus muertes se debían a las dolencias que sufrían.

Pues en el año de la universalización de la salud, lo que se espera que todos los peruanos sin excepción tengamos acceso al seguro Integral de Salud a julio del 2021, conforme lo señaló en su discurso presidencial, y es que esta pandemia nos hizo ver la poca atención que recibe salud, educación, formalización del trabajo, defensa de los peruanos, y la corrupción que en plena pandemia se dejó notar en la adquisición del equipo sanitario para los profesionales en salud, y también en los institutos del orden sea Fuerzas armadas y policiales.

La ampliación de la cuarentena focalizada en tres provincias, ha generado mucha desazón entre los habitantes de Huánuco, puesto que un gran sector de la población ha cumplido con guardarla, así como otro sector otro sector ha hecho caso omiso y otro sector vive las inclemencias de lo que significa estar en cuarentena sin trabajar y sin ser beneficiario de ningún bono o programa social; y lo peor es la afectación  de la salud mental, pues esta pandemia ha dejado como efecto una mayor incidencia en la ansiedad y el estrés de los ciudadanos.  Y peor con el uso de lo virtual en todas las actividades; cuando en realidad quisiéramos gozar del servicio de algunas instituciones y nos encontramos con que están en cuarentena y no atienden, eso parece uso y abuso. porque se deberían atender tomando las recomendaciones de los planes anti COVID-19.

He visto muy de cerca amigos perder familiares, y eso genera el periodo de luto, lo que es peor una región con tan bajo nivel de desarrollo humano, no puede soportar más este tipo de cuarentena; sino que se debía optar por el cumplimiento de los planes Anti covid, porque como el mismo presidente lo indico:“No hay salud sin economía y no hay economía sin salud.

Y donde sí se debe incidir es homogeneizar los sueldos y salarios de todos los servidores públicos, no deben haber planillas doradas, y en la lucha contra la corrupción que al parecer la hemos dejado de lado.

Nuestra salud mental afectada no nos permite muchas veces guardar la serenidad que se requiere, pero debemos hacerlo; y seguir con el cuidado del distanciamiento social, uso de mascarillas y protectores faciales, y cuidar y velar por la población más vulnerable que precisamente es el sector más empobrecido y vive de una economía de subsistencia.