22.8 C
Huánuco
27 febrero, 2021

Israel Tolentino: el maestro que deja huellas.

Desde que se inició la pandemia, el mundo de las artes había quedado con poquísimas probabilidades de regresar, con un futuro casi incierto. Se cerraron los museos, salas de exposición, etc. Con ellas las exposiciones colectivas e individuales hasta nuevo aviso y muchos de los artistas quedaron desprotegidos.

Desde hace mucho tiempo en Huánuco ciudad, se habían centralizado los diferentes eventos culturales, con la llegada de la pandemia nació una nueva preocupación ¿A dónde se mudarían estos eventos? y ¿cuál sería la alternativa de solución? Muchos de los artistas huanuqueños, necesitaban el apoyo oportuno de instituciones que velan por el fomento de la cultura, pero lamentablemente no dieron respuesta alguna. En el Diario Ahora nos esforzamos para buscarle una alternativa y junto a la asociación de artistas plásticos Ricardo Flórez se logró inaugurar en agosto el II Encuentro Regional Virtual de Pintura Huanuqueña – Integración Plástica 2020 que tuvo como curador a Israel Tolentino.

El artista que presentaré hoy, casi siempre de perfil bajo, con una trayectoria “poco conocida” en Huánuco. Pero con gran presencia a nivel nacional e internacional. Por solo mencionar algo “pequeño”, varias de sus obras forman parte de las colecciones de instituciones y museos de arte contemporáneo a nivel internacional como:  Luciano Benetton Collection (Venecia – Italia), Museu casa da Xilogravura (São Paulo – Brasil), Colección Schroder (Alemania) y en museos particulares en Chile, Argentina, Brasil, EEUU, Portugal, España e Italia.

Israel Tolentino Cotrina nació en Tingo María. Estudió Dibujo y Pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes (1995 – 2000), de donde egresó con Medalla de Plata. Obtuvo el primer premio del XXVIII Salón Nacional de Grabado del Instituto Cultural Peruano Norteamericano – ICPNA (2000) y fue finalista del XIII Concurso Nacional de Pintura de la misma entidad (2015).

Realizó 8 exposiciones individuales y 3 bipersonales, siendo la última: “Von Lima nach Leipzig” Ein Weg der Freundschaft en el Centro Cultural Budde Haus. Leipzig. Alemania. 2019.(La última antes que empezara la pandemia)

Exposición presencial Túpac Amaru y Micaela Bastidas.

La exposición Túpac Amaru y Micaela Bastidas: Memoria, símbolos y misterios forma parte de las actividades en conmemoración del bicentenario de la independencia del Perú. Fue inaugurada el 4 de noviembre del 2020 y concluirá el 18 de mayo del 2021.

En esta muestra presencial el artista plástico huanuqueño Israel Tolentino presenta su obra “El rostro sin cara: Micaela Bastidas”, una Xilografía de 4 x 4 m impresa sobre papel en 70 piezas. Comparte la exposición junto a destacados y laureados artistas peruanos como: Luis Torres Villar (Lima), Antonio Paucar (Junín), Nereida Apaza (Arequipa), Fernando Bryce (Lima), entre otros.

Esta muestra busca exhibir la forma en que un grupo de artistas representa o ha representado los rostros o imágenes de dos personajes fundamentales de la historia nacional y global: José Gabriel Condorcanqui Túpac Amaru y Micaela Bastidas Puyucahua.

La muestra se presenta en la sala Yuyanapaq, del Lugar de la memoria (LUM)

Resistencias visuales: estéticas de una nueva ciudadanía

Resistencias visuales: estéticas de una nueva ciudadanía. Esta exposición reúne las obras de 24 artistas que expresan distintas formas de resistencia. La pluralidad de propuestas, materiales y temas tratados se presentan como un tinkuy o espacio de encuentro y diálogo que gira en torno al papel activo que tiene el arte en la consolidación de las demandas de la ciudadanía. La exposición se presenta en la galería de arte Limaq del Museo Metropolitano de Lima, aquí Israel Tolentino presenta la obraApacheta Ardiente”, boceto de una apacheta que ha sido pensada y elaborada en el Cusco e instalada a modo de intervención por unos minutos en las afueras del lugar donde Túpac Amaru fue torturado. Luego, un poco aliviada, recorrió la calle de las Siete culebras, lugar donde dio inicio a su nuevo camino y por primera vez se presenta en “Resistencias visuales” que se inauguró el 22 de enero y va hasta el 18 de abril de 2021

Como vemos Israel Tolentino ha encontrado el modo de continuar a pesar de los tiempos difíciles. Sus manos inquietas continúan utilizando los formones y demás instrumentos dándole dirección a las fibras de la madera y muchos de los lugares que ha visitado forman parte de todo el proceso de su trabajo creativo.

A pesar de que alguna vez casi ha perdido el pasaje para abordar un bus, nunca ha perdido el rumbo para llevar al arte nacional a la cima, su trabajo está dejando huellas. Pues sabe que el arte es fundamental para el cambio de conciencias y como buen maestro es lo que pregona a sus alumnos.

Publicaciones Relacionadas

Pelo D´ Ambrosio: Un grito de auxilio, una muestra de amor infinito

DiarioAhora05

Siete mitos sobre la vacuna contra la COVID-19

editorahora

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO – Delfín Zúñiga Díaz

DiarioAhora05