18.9 C
Huánuco
19 enero, 2021
Image default
Actualidad Internacional

Pruebas y autoaislamiento para reducir riesgos en Navidades

Después de darle muchas vueltas, Sonia, de 39 años, ha tomado una decisión sobre las navidades. Vive en Barcelona, y volverá a Marbella a ver a su padre, de 70, con problemas cardíacos. Tomará algunas precauciones. Pasará una semana aislada, sin ir a la oficina ni quedar con gente, y un día antes de salir se hará una PCR gracias a su seguro privado, que le da los resultados en unas horas.

“Aun así, estoy cagada”, confiesa. Sabe que la prueba no es garantía absoluta, que tendrá que viajar en avión —donde se han documentado escasísimos contagios, pero alguno ocurre.

Igual que Sonia, hay miles de españoles que no quieren renunciar a ver a sus seres queridos estas navidades y están planteándose cómo hacerlo de la forma más segura posible.

Lo perfecto para evitar el riesgo de una tercera ola de la pandemia sería obviar la Navidad. Seguir alerta, sin excepciones, sin reuniones extradomiciliarias, sin eliminar confinamientos perimetrales ni toques de queda.

El mensaje de casi todos los especialistas en salud pública, por tanto, es: “Trate de evitar cenas y comidas con no convivientes, o restrínjalas al máximo; si quiere ver a su familia, que no sea en torno a una mesa, sino al aire libre”.

Lo cierto es que la información que transmiten las autoridades no ayuda a sentar una postura. El Partido Popular ha reclamado a Sanidad en el Parlamento que se hagan PCR a quienes se vayan a mover. De momento, ninguna de las comunidades autónomas que gobierna ha implementado esta medida.

Entre los expertos hay división de opiniones. Por un lado, existe el temor de que quien se realice una prueba piense que está fuera de peligro. No es así: existen falsos negativos y en el periodo de tiempo entre que se hacen las pruebas.

El peligro de las aglomeraciones

Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad, ha hecho “un llamamiento a la responsabilidad y a la prudencia” de los ciudadanos tras las aglomeraciones registradas el fin de semana en los centros de distintas capitales, como Madrid, Barcelona, Valencia o Málaga, por las compras de Navidad y el encendido de las luces navideñas.

Lo cierto es que, como cuenta Pedro Gullón, de la Sociedad Española de Epidemiología, no existe mucha evidencia de cómo funciona la transmisión del virus en aglomeraciones al aire libre.

Lea También:

Trabajadores Recibirán este mes bono para reactivación económica

Pruebas y autoaislamiento para reducir riesgos en Navidad