16.4 C
Huánuco
20 septiembre, 2020
Image default
Actualidad Ahora

¿Qué hay detrás del sacrificio de SolarCity?

Elon Musk declaró hace más o menos un mes que tuvo que trasladar recursos de SolarCity a Tesla, la cual compró la empresa fabricante de paneles solares hace tres años, pero ¿Cuáles son las claves de la operación?

Aquellos de nuestros lectores que sigan la actualidad de Tesla recordarán que en el 2016 compró SolarCity por 2.600 millones de dólares.

Compra estratégica para la compañía, ya que SolarCity es una empresa productora de energía en base a un recurso renovable, como es la luz solar, y Tesla aspira a darle un buen bocado al mercado de coches de alta gama eléctricos y consolidarse como proveedor de formas de almacenaje de energía.

Aun así, la compra no estuvo exenta de polémica, ya que el accionista mayoritario de SolarCity era el propio Musk (que ganó más de 550 millones de dólares por la operación) y estaba dirigida por el primo del gurú de las tecnologías del futuro.

La adquisición tenía sentido y venció las resistencias de las autoridades que vigilan la competencia, pero se entiende que pudo generar dudas más que razonables entre los inversores de Tesla.

La presión de los inversores

Las declaraciones fueron realizadas precisamente a raíz de una demanda de los inversores descontentos, que afirman que los directores de Tesla no debieron ceder a las presiones de Musk para comprar la fabricante de paneles solares.

Ahora Elon Musk afirma que tuvo que trasladar recursos de SolarCity a Tesla para la fabricación del Modelo 3 o Tesla habría terminado en bancarrota. Los fondos de inversiones afirman que Musk debió haberles dicho que Tesla no podía hace tres años hacer frente al cuantioso desembolso necesario para la compra.

Musk no pierde la confianza del mercado

Como aquellos de nuestros lectores que operan en el mercado de acciones con operadores como por ejemplo iFOREX ya sabrán, el anuncio no afectó de manera negativa a la cotización de las acciones de Tesla, es más, la tendencia al alza se mantiene desde el 27 de octubre, y si en aquel entonces la acción de la empresa de Musk cotizaba a 313 dólares, el 18 de noviembre ya cotizaba a 350 dólares la acción, un crecimiento de más de un 10% en menos de un mes.

Y no es la única buena noticia para Tesla, de hecho, recientemente los primeros Modelo 3 “chinos” han sido presentados al público, ya que la Gigafactoría ubicada en el gigante asiático ya ha comenzado la producción sin que ni siquiera haya pasado un año desde que comenzaron las tareas de construcción de la ciclópea fábrica en Shanghái. Todas las unidades eran de color azul, el software estaba traducido al chino, idioma que compartía con el anagrama trasero.

Las acciones de Tesla, atractivas para el inversor y para el trader

La acción de Tesla es una de las más cotizadas, y poca gente puede permitirse comprar una gran cantidad de ellas, o quizás sean traders, y operen en corto (abrir una posición de venta) o en largo (abrir una posición de compra) de forma indistinta. Si son de los segundos ya conocen lo que son los contratos de por diferencia o CFDs, y si son de los primeros quizás les interese aprender a operar con CFDs, o al menos unos primeros pasos con los que familiarizarse con ellos.

A grandes rasgos una de las principales ventajas de los CFDs (mediante CFDs podemos operar en acciones, Forex, criptomonedas, materias primas…) y también uno de los aspectos por los cuales tenemos que usarlos con mucha cabeza, es que operamos apalancados, esto significa que no ponemos toda la inversión necesaria, nosotros ponemos una pequeña parte y el bróker nos presta el resto, por lo tanto si la operación sale bien se puede ganar más con una inversión mínima.

Como ya imaginarán si se puede ganar más se puede perder más, y la inversión puede desaparecer rápidamente si la operación viene mal dada, incluso pudiendo llegar a generar deudas para el trader.

Por lo tanto, operar con CFDs está recomendado para inversores o traders con mucha experiencia en mercados de alta volatilidad. Si no tenemos experiencia en dichos mercados es recomendable hacer uso del material formativo que muchos brókeres ponen a nuestra disposición en sus plataformas y mediante otros canales de uso habitual.