17.6 C
Huánuco
22 enero, 2022

Robo a la cultura

El diario Ahora publicó ayer en exclusiva un informe de investigación sobre el Complejo Arqueológico de Kotosh. Podríamos calificar como un atentado al pasado de los huanuqueños, a su rica historia desde hace 5000 años y de la cual vivimos orgullosos de su legado, de su cultura…

El Centro Arqueológico de Kotosh no es uno de los más importantes, sino el más relevante centro arqueológico que existe en la región. Recordemos que el Templo de las Manos Cruzadas es visitado al mes por miles de visitantes de diferentes partes.

El complejo arqueológico, a pesar de tener tantos años, aún tiene mucho por investigar. En ese proceso, el Ministerio de Cultura (MINCUL) otorgó 3.75 millones de soles para excavación arqueológica, limpieza de la maleza, mantenimiento, construcción de senderos, etc.

Sin embargo, con el millonario presupuesto y a pesar de tener tres años de avance, hasta ahora no se tiene el informe final de la primera etapa. Lo cual es una falta grave para la realización de un proyecto.

El arqueólogo César Sara Repetto fue designado como director desde el inicio del proyecto y, por ende, asumía toda la responsabilidad. Definitivamente, es él quien puede y debe dar explicaciones sobre el tema.

Asimismo, se han realizado muchas irregularidades en el proceso. Entre ellos, pagos que no coinciden con el expediente técnico. Por decir, no se ha considerado la extensión de metrado contemplada en el expediente, sino solo la cuarta parte, y peor aún, con un incremento de precio por metrado de más de 410 %.

Asimismo, se ha considerado un sueldo “extra” de director del proyecto, incurriendo en el pago ilegal de doble sueldo. Ni que mencionar de la contratación irregular a su pareja para asumir funciones sensibles en el proyecto.

Es vergonzoso e indignante que teniendo tanto potencial turístico para ser explotado, este se trunque por estúpidos intereses personales. No solo en este proyecto, pues penosamente esta región está marcada con eventos de este tipo, donde no solo se le roba el presupuesto al Estado, sino se le roba un futuro a Huánuco. Nos mantiene en el atraso turístico.

Kotosh ha sufrido un vejamen, ya que no se utilizó correctamente el presupuesto otorgado para trabajos de excavación y remodelación. Ojalá que la fiscalía cumpla con su trabajo de investigación y se sancione a los culpables.

Publicaciones Relacionadas

Crimen ecológico

editorahora

PLAZOS QUE NO SE CUMPLEN

editorahora

La realidad educativa

editorahora

Llegó la tercera ola

editorahora

El transporte caótico en la ciudad

editorahora

Rechazo unánime contra Acuña

editorahora