20.5 C
Huánuco
29 octubre, 2020
Image default
Actualidad Covid-19 Huánuco

Pacientes recuperados de COVID-19 se enfrentan a múltiples secuelas

La pandemia por el COVID-19 ha paralizado gran parte del mundo y cientos de miles de personas afrontan este mal. Hasta el momento ha causado la muerte de más de 946 700 personas y ha dejado secuelas en quienes han logrado sobrevivir.

María Auxiliadora Pereira

La mayor parte de la gente que tiene coronavirus se recupera completamente en unas semanas. Pero algunos, aun aquellos que han tenido versiones leves de la enfermedad, continúan presentando síntomas o secuelas después de su recuperación inicial.

El SARS-CoV-2 ha afectado a todos de alguna u otra manera en lo económico, mental o físicamente. Tal es el caso de Arelys Ramírez, quien tras recuperarse de esta enfermedad quedó sufriendo de estrés pos traumático y neuropatía periférica.

“La neuropatía me genera dolores intensos en todo el cuerpo, principalmente en las manos y en las piernas. A veces el dolor es tan intenso que me despierta en las noches. También hay días en que mis manos pierden fuerza y hasta un vaso con agua se me puede caer”, señala. 

secuelas covid-19

La neuropatía se trata con medicamentos, pero el tratamiento para un paciente en recuperación Pos COVID-19 debe ser integral. Por ello, indican meditación, alimentación balanceada, medicamentos, suplementos y en algunos casos terapias psicológicas.  

Alejandra Méndez, médico internista señala que el COVID-19 no solo afecta a los pulmones y las vías respiratorias; también a diversos órganos del cuerpo en los que deja secuelas.  

“Entre los síntomas más comunes está la alteración del olfato y gusto”, señala.

Órganos afectados

Una serie de estudios publicados en las últimas semanas señalan que el COVID-19 puede afectar pulmones, corazón y riñones; así como intestinos, sistema nervioso, páncreas y hasta propiciar pérdida de cabello.

“En algunos pacientes, la función pulmonar podría disminuir entre un 20 y un 30 por ciento después de la recuperación”. Así lo expresa el médico Owen Tsang Tak-yin, director del Centro de Enfermedades Infecciosas del Hospital Princesa Margarita de Hong Kong. “Jadean cuando van un poco más rápido”, agregó el galeno. La tomografía de algunos pacientes muestra una especie de neblina lechosa y vidriosa en los pulmones, lo que sugiere un daño en los órganos.

Dificultad respiratoria

El neumólogo Gustavo Prado, del Hospital Alemán Oswaldo Cruz en Sao Paulo (Brasil), asegura que ha recibido un significativo volumen de pacientes que registraron COVID-19 moderada y que sufren secuelas, por ejemplo, cansancio y dificultad respiratoria.

Muchos de estos pacientes, indica, vuelven a sus actividades diarias, pero siguen sufriendo cansancio o ven su productividad o calidad de vida afectadas.

El médico recomienda a estos grupos que realicen ejercicio físico, respetando las limitaciones del momento. Que traten de desafiar a su organismo paulatinamente para que se recupere.

Fibrosis pulmonar

En los casos más severos, es posible que se produzcan secuelas permanentes, como fibrosis pulmonar. Esta enfermedad crónica es caracterizada por el daño al tejido pulmonar y la formación de cicatrices.

“La cicatriz llena el espacio, pero no tiene la misma elasticidad, las mismas características, que el tejido original”, explica Prado.

No obstante, es imposible determinar en este momento si esas posibles secuelas identificadas son temporales o permanentes.

Síndrome post-UCI

El síndrome post-UCI puede incluir la pérdida de fuerza muscular, cambios en la fuerza motora o sensibilidad. Esto, debido a la disfunción del nervio, a la depresión, ansiedad, cambios cognitivos, deterioro de la memoria y de la capacidad para razonar.

Riñones y corazón

Sea cual sea la causa, los científicos buscan entender cuáles de estos efectos tienen consecuencias a corto, mediano o largo plazo.

Un estudio reciente -con resultados preocupantes- llevado a cabo en Alemania halló que, de 100 pacientes recuperados, el 78 % registró algún tipo de anomalía en el corazón más de dos meses después de ser dado de alta.

Inmunidad por seis meses

Un nuevo estudio sobre la inmunidad contra el COVID-19 afirma que el 70 % de los pacientes sintomáticos mantiene anticuerpos neutralizantes; al menos durante seis meses después de la aparición de la enfermedad.

 El estudio realizado por científicos de la Universidad Huazhong de Ciencia y Tecnología de Wuhan en China, comprendió el seguimiento de 349 pacientes sintomáticos.

Recomendaciones

secuelas del covid-19

Patricia García, exministra de Salud e investigadora de la UPCH recomendó que si después de la tercera semana de la recuperación persisten las molestias, lo más inteligente es conversar con un médico. “Es el médico quien define si necesita o no una radiografía”, indicó.

Subrayó que en esta etapa no es correcto hacer más esfuerzo del que se puede. Todos los que han tenido esta enfermedad, insistió, incluso de forma leve, deberían tener además de los 14 días de cuarentena, un par de semanas de tranquila recuperación.

Una de las cosas que puede servir para llevar mejor la recuperación pos COVID son los ejercicios fáciles. Por ejemplo, tomar aire profundamente, aguantar la respiración y exhalar despacio para tratar de aumentar su capacidad respiratoria.

Manifestó que el Ministerio de Salud (Minsa) recomienda un programa de rehabilitación pulmonar que significa hacer ejercicios para volver a aumentar la capacidad respiratoria.

LEA TAMBIÉN:

Secuelas del coronavirus: los pacientes que siguen sufriendo problemas tras haber superado el covid-19