17.3 C
Huánuco
28 septiembre, 2020
Image default
Actualidad Covid-19 Nacional

¿Venciste al COVID-19? Se necesita tu plasma para salvar más vidas

El doctor Andrés Alcántara se contagió del COVID-19 combatiendo al mentado bicho. El jefe del departamento de Medicina Interna del Hospital Nacional Hipólito Unanue no lo duda: “El punto de contagio e infección” se dio mientras cumplía con el juramento hipocrático, en contacto con los pacientes.

El lunes 18 de mayo, Alcántara amaneció con las molestias -malestar general, dolor muscular, la fiebre-. Siguiendo el protocolo del Ministerio de Salud, reportó en el nosocomio la molestia respiratoria, se hizo la prueba del COVID-19 y encargó sus funciones. Mientras esperaba el resultado de la prueba molecular, se aisló en su dormitorio para minimizar los riesgos de contagio para su esposa y sus tres niños.

Dos días después, los resultados confirmaban que había dado positivo en la nueva enfermedad. Pasaría 14 días en cuarentena en casa. Ese era el plan. Pero al domingo siguiente las molestias se acrecentaron y se sumó la tos seca. En su oxímetro de pulso digital, vio cómo empezaba a caer la saturación de oxígeno en su torrente sanguíneo. El lunes 25, ya estaba hospitalizado.

Estuvo una semana respirando con apoyo oxigenatorio por medio de una cánula binasal. El médico de 54 años fue consciente de aquel momento de los enfermos del covid-19, cuando no saben si pasarán a la unidad de cuidados intensivos (UCI) o se revertirá su situación.

Cuando se recuperó, había perdido 6 kilos, tenía debilidad muscular y sarcopenia. Alcántara se reintegró a las guardias, porque la demanda de personal era bastante más alta hoy (el Unanue es uno de los nosocomios limeños con el mayor número de casos por covid-19).

En este hospital se realizan algunos ensayos clínicos. Uno de ellos es el de Perú con Plasma. Le comentaron que buscaban pacientes que reunieran ciertas características (ver recuadro) y que él las cumplía al 100%. Alcántara no lo dudó: estaba dispuesto a ser donante. Sin saberlo, el médico se convirtió en el primer “superdonante” del proyecto.

Sobre la investigación

Perú con Plasma es un grupo de investigadores que efectúan un protocolo en ensayos clínicos patrocinados por la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Cuentan con el apoyo del Instituto de Salud del Niño de San Borja (INSN-SB) para trabajar con pacientes del Hospital Nacional Hipólito Unanue, que son ingresados por covid-19.

El grupo multidisciplinario está integrado por epidemiólogos, infectólogos, hematólogos, patólogos clínicos, ingenieros y especialistas en salud pública. “El objetivo de este ensayo clínico es obtener plasma de pacientes que han superado la enfermedad y que han cumplido ciertos requisitos”, resume el doctor Luis Enrique Argumanis, vocero del proyecto.

Si una persona cumple con los requisitos, es citado al banco de sangre del INSN-SB, donde será evaluado de acuerdo a la normativa del donante de sangre.

Trasfundo

Para la donación de plasma se utiliza una máquina de aféresis (extractor de componentes sanguíneos). El proyecto busca obtener, por cada donante, entre 500 y 600 centímetros cúbicos de plasma, con lo que se obtienen dos unidades para atender a los pacientes.

El plasma de los pacientes que se han recuperado tiene una alta concentración anticuerpos neutralizantes contra el virus. Si ese plasma le transfundo a un paciente que está teniendo deterioro respiratorio y queremos evitar que pase a UCI y a ventilación mecánica, el plasma transfundido neutraliza la actividad viral y el paciente mejora clínicamente”, argumenta Argumanis.

¿Por qué se pide que los pacientes hayan sido hospitalizados? “Mientras el paciente haya sido más seriamente afectado tendrá mayor concentración de anticuerpos, a diferencia de las personas que han tenido síntomas leves”.

Confirmar la tendencia

El ensayo clínico de Perú con Plasma busca verificar la eficacia del efecto del plasma y la seguridad indicando que no hay problemas con el uso del plasma o transferencia pasiva de anticuerpos, como se llama, de un ser vivo a otro. El corte del estudio será a los 30 días de transfundido al paciente. La idea de este ensayo clínico es generar evidencia y, con base en ello, dar recomendaciones.

Se tiene información del uso del plasma utilizado frente al covid-19 en estudios preliminares observacionales realizados en China, donde se observó a pacientes que presentaban mejoría clínica tras la transfusión del plasma. En Estados Unidos, un país con alto número de donaciones de plasma, también se ha visto similares resultados: pacientes convalecientes que acortan el tiempo de enfermedad y mejoran su capacidad respiratoria.

¡El de Perú con Plasma! forma parte de los estudios multicéntricos multinacionales sobre el plasma que se hacen en Estados Unidos, en los países de Europa y otros continentes.

Argumanis recuerda que para que funcione este ensayo clínico proyectado hasta noviembre, tiene que haber donantes. El proceso es rápido: de 20 a 25 minutos demora en extraer la sangre, y todo el proceso, no más de una hora. Contando con donantes, ya se podrían tener los primeros resultados para octubre.

Donantes varones El donante de plasma debe ser varón, ya que las mujeres tienen más probabilidades de generar anticuerpos antileucocitarios (HLA), que para el caso de pacientes con covid podrían agravarles los problemas respiratorios. Luis Enrique Argumanis recuerda que también se inhibe a personas muy jóvenes, ya que no tienen mucha concentración de anticuerpos. Por ello, el rango etario específico.