16.9 C
Huánuco
22 enero, 2022

Anciana fue asesinada y enterrada dentro de un costal en Pachitea

Anciana fue asesinada y enterrada dentro de un costal en Pachitea

Con el cráneo destrozado y la mano rota fue hallada sin vida, Teófila Fabián Rojas de 73 años. Estaba desaparecida tras salir de su vivienda ubicada en el caserío de La Oroya, en el distrito de Molinos, provincia de Pachitea.

El cuerpo, ya en estado de descomposición, se encontraba enterrado a 50 metros de la vivienda del principal sospechoso del crimen, Juvencio Santillán Rivera, en Rincón Achira. Esto, entre los límites de los distritos de Umari y Molinos, en la provincia de Pachitea.

En comunicación telefónica con el diario AHORA, Vilma Aquino Fabián (45) manifestó que su madre salió de su vivienda, el 24 de febrero, diciendo a su conviviente que iría a Tingo María para traer coca para comercializarlo.

No supieron nada de la mujer, debido a que su celular estaba apagado, pero el 2 de marzo, sorpresivamente, la foto de su perfil de Facebook fue cambiada por la foto de Juvencio. Sus familiares, al percatarse del hecho, denunciaron su desaparición el 5 de marzo.

Los policías y la fiscalía identificaron al hombre de la foto como Juvencio Santillán Rivera y solicitaron su detención preliminar. Los policías lo detuvieron y hallaron el celular y el cargador de Teófila en su casa.

Restos de sangre por toda la vivienda

Juvencio dijo que el teléfono y el cargador los había encontrado en las inmediaciones del Puente Molinos y cuando lo manipulaba cambió la foto del perfil. Sin embargo, el hombre habría querido usar el perfil como suyo, porque también añadió su nombre.

Los policías encontraron también restos de sangre en su cama, y otras partes de la vivienda de Juvencio, y este dijo que le pertenecía, porque le había sangrado la nariz.

Vilma contó que cuando Juvencio resultó detenido, la policía no le dejó ingresar a su vivienda para buscar las pertenencias de su madre, recién ayer ingresaron.

“Por qué soltaron a ese asesino, había todas las pruebas. Tenía el celular de mi mamá, había sangre en su cama,  ahora encontramos sus ropas y su postizo en un costal”, reprochó su hija Vilma Aquino.

Tras la liberación del sospechoso, los pobladores de Pachitea se organizaron y acudieron a su vivienda, y encontraron a Juvencio cultivando sus calabazas, este huyó del lugar.

Un grupo de pobladores ingresaron a la vivienda de Juvencio y encontraron las pertenencias de la víctima, mientras que otro grupo, encontraron un lugar con tierra removida oculto entre troncos cerca a unos panales de abeja.

Los pobladores cavaron la tierra removida y encontraron un costal blanco conteniendo los restos de la mujer, que estaba desnuda y envuelta con una frazada.

 Policías de investigación criminal y la fiscalía llegaron al lugar para realizar diligencias de levantamiento del cadáver y trasladaron el cuerpo a la morgue.

“Yo pensaba encontrar con vida a mi mamá. Ella era una mujer sana y muy trabajadora. Pido justicia y que capturen a ese asesino”, manifestó Vilma Aquino. 

Lea también:

Docente huanuqueño denuncia que Ugel Pachitea no lo adjudicó en su cargo

Publicaciones Relacionadas

Reducen a 7 días los días de aislamiento para contagiados por COVID-19

Yohalex

Varias instituciones suspenden actividades por alto contagio de COVID-19

Yohalex

Prisión preventiva para sujeto que robó laptop e intentó matar a exenamorada

Yohalex

DRA comprará papa e insumos a agricultores por cuatro millones de soles

Yohalex

Perú: Más de 100 decesos por COVID-19 en 24 horas

Yohalex

Más de 100 instituciones educativas en LP inoperativas para reinicio de clases

Yohalex