23.1 C
Huánuco
15 octubre, 2021

‘Astronautas’ simulan cómo sería la vida en el planeta rojo

El Foro Espacial Austriaco (OeWF), organización privada especializada en investigación y exploración espacial. Instaló una “base marciana” sobre un cráter de 500 metros de profundidad. Ubicado en medio del desierto ocre de Neguev, al sur de Israel. El objetivo de los científicos, es simular las condiciones de vida en el planeta Marte. ‘Astronautas’ simulan cómo sería la vida en el planeta rojo.

Se trata del cráter Mitzpé Ramon, el mayor cráter de erosión del mundo con 40 km de longitud. En el que los expertos del OeWF y, el centro de investigación israelí D-MARS construyeron la base de simulación. Todo forma parte de una misión denominada Amadee-20. Prevista inicialmente el año pasado, pero aplazada debido a la pandemia del coronavirus.

“Astronautas análogos”

Yiftah Curiel, astronauta análogo y miembro del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, compartió en su cuenta de Twitter un breve video. Alli, se deja ver a varios “astronautas análogos” caminando lentamente por el desierto.

Durante casi un mes, hasta finales de octubre, seis de estos astronautas, oriundos de Portugal, España, Alemania, Holanda, Austria e Israel. Vivirán aislados del mundo en ese desierto israelí. Solo podrán salir con escafandra, como si estuvieran en el planeta rojo.

La locación de la base en el desierto israelí fue elegida debido al gran tamaño del cráter, la superficie rocosa y los colores con tonalidad anaranjada que se asemejan al paisaje marciano. No obstante, los expertos explicaron que la ingravidez y el clima en Neguev no son tan similares a los del planeta rojo.

“Aquí tenemos temperaturas de 25 a 30 ºC, en Marte hace menos 60 ºC y la atmósfera es irrespirable”, explicó el austriaco Gernot Grömer, quien supervisa la misión Amadee-20.

“Es un sueño hecho realidad. (…) Es algo en lo que trabajamos desde hace varios años, estoy muy feliz de estar aquí”, agregó Alon Tenzer, astronauta israelí de 36 años, en diálogo con la agencia AFP.

Todos los miembros de “la tripulación” son voluntarios y tuvieron que pasar pruebas física y psicológicas para poder participar en la misión. “Mi padre me llevaba al museo del espacio cuando era pequeña, él coleccionaba aviones y cuando supe que el foro buscaba a astronautas análogos me dije que tenía que presentarme”, explica la alemana Anika Mehlis.

Anika Mehlis se encargará de evaluar las posibilidades de contaminación microbiana, es decir, el riesgo de introducir en Marte bacterias terrestres que podrían acabar con cualquier tipo de vida existente en el planeta rojo. “Sería un gran problema”, afirma, señalando lo que se considera uno de los mayores desafíos en la conquista del espacio.

Te puede interesar

El telescopio espacial Hubble: captura imágenes de una “estrella monstruo”

Publicaciones Relacionadas

Ghost Robotics: crea un perro robot con un rifle “letal”

Hildrid Rodriguez

“Los Supersónicos” se muestra hoy más real que nunca

Hildrid Rodriguez

¿Compartir los estados de WhatsApp en Facebook?

Hildrid Rodriguez

El 18 de octubre será el Apple Event

Hildrid Rodriguez

Facebook: en comunicado explican las causas que provocaron la caída de las redes sociales

Hildrid Rodriguez

Mark Zuckerberg fundador de Facebook pide disculpas ‘Sé cuánto confías en nuestros servicios’

Hildrid Rodriguez