20.5 C
Huánuco
29 octubre, 2020
Image default
Actualidad Covid-19 Nacional

¿Cómo afrontar el desempleo en tiempos de COVID-19?

Ya sea temporario o permanente, el desempleo puede llevar a estrés, ansiedad, depresión, y otros desafíos de salud mental.

Si la pandemia del COVID-19 ha sido la causa de tu desempleo, quizás estés sintiendo muchas emociones. Por ejemplo:

  • Sientas la pérdida de tu identidad y sentido de propósito
  • Te sientas poco apreciado, y que ya no eres esencial
  • Estás enojado, tienes miedo, y sientes celos de otros que todavía trabajan
  • Te sientas perdido, como que no sabes qué vas a hacer ahora
  • Estás preocupado sobre cómo cuidarte a ti mismo y a tu familia y proporcionar las necesidades básicas.

No todos pasarán por estos sentimientos, pero hasta aquellos que están afrontando bien el desempleo quizás los tengan en algún momento.

La forma de reaccionar ante el desempleo dependerá entre otros factores de la personalidad de cada uno. Hay quienes con inmediatez empiezan a movilizarse para salir de esa situación, actuando de forma positiva y esperanzada, y otros, por el contrario, se sienten hundidos y sin fuerzas para iniciar la búsqueda de empleo, pierden la confianza en sí mismo y en sus capacidades.

Sentimientos comunes que sufren quienes han perdido su trabajo

Sentimiento de vergüenza. La persona desempleada suele sentirse avergonzada. Este sentimiento surge tanto por el hecho de estar desempleado como por tener que buscar un empleo.

Sensación de fracaso. Es frecuente encontrar personas desempleadas con este tipo de sensación, por no haber logrado permanecer en ese puesto de trabajo.

El sentimiento de culpa también es frecuente ante estas situaciones. Muchas veces la propia persona llega a culparse por esta situación, pensando que no ha sido lo suficientemente válido en el desarrollo de sus funciones.

El desempleo no afecta a todos por igual, su efecto no es comparable en una persona joven e independiente con un padre de familia que tiene que hacer frente a los gastos familiares.

Según estudios realizados, los padres de familia son los más afectados ante este tipo de situaciones ya que no solo deja de ingresar dinero a casa, sino que además llegan a sentirse desvalorizados, impotentes y frustrados.

El primer paso tras perder el empleo es no perder la calma, darle la vuelta a la situación, usar el tiempo para fortalecer el perfil profesional.  

Algunas de las técnicas que te pueden ayudar afrontar los efectos mentales y emocionales del desempleo es controlar tus pensamientos y emociones:

Acepta lo que sientes

Recuerda que eres humano. Esto quiere decir que tienes un cerebro que está condicionado a buscar amenazas. Cuando tu cerebro ubica una amenaza, como el desempleo, envía señales a través de tu cuerpo para reunir recursos para enfrentarla. Esta respuesta se conoce como la reacción de lucha o huida.

No te culpes

Intenta tener en mente que la pandemia está haciendo que muchas compañías en todo el mundo tengan que despedir a empleados muy valiosos. Piensa que las decisiones relativas al COVID-19 se deben a la pandemia, no a tu mérito personal.

Concéntrate en el momento presente

Trae tus pensamientos al presente. Enfócate en lo que puedes controlar en este momento, en lugar de las preocupaciones sobre el futuro.

Acepta el dolor por lo que perdiste

Ya sea que hayas perdido tu empleo de forma permanente o temporaria pero el dolor por lo sucedido es una de las emociones más importantes que quizás sientas.

Tres tipos de lenguaje que juegan un papel muy importante en una entrevista de trabajo: el verbal, corporal y sensorial.

Puedes ser un excelente orador y actor, pero la vibración no se puede disfrazar y toda esa falta de confianza que tienes la transmites.

¿Cómo salir victorioso?

Crea un compromiso contigo mismo

Define tus objetivos, verbalízalos, regístralos, escríbelos con tu puño y letra.

Conócete y reconócete

Identifica tus habilidades, resalta tus logros y tu futuro potencial, tienes que creértela. Es válido que llores todo lo que necesites, pero no niegues la situación en la que te encuentras.

Aprende a diferenciar entre aislamiento y retrospección

Está bien si necesitas tiempo para procesar y aprender de ti mismo.

Disfruta el tiempo libre que tienes, llénate de energía.

No te culpes

Reflexiona sobre lo sucedido, ¿qué parte te tocó a ti?, ¿descuidaste algo?, ¿qué estuvo fuera de tus manos?

Y aprende de ello para que no se vuelva a repetir.

Sé agradecido

No olvides que en su momento ese trabajo te sostuvo y es probable que esa experiencia te ayude a conseguir el siguiente.

Cuida tus palabras

Evita llamarte fracasado, decreta lo que quieres conseguir.

No te tomes las cosas de manera personal

Cada que acudas a entrevistas, ten en cuenta que la mayoría de los reclutadores son fuertes con los candidatos para identificar cómo reaccionan bajo presión.

Sal de tu inactividad

Planea el futuro pero sin fantasear, el tiempo se puede convertir en tu mayor enemigo.

Si te sientes muy ansioso…

Haz ejercicio físico y de respiración. Acuéstate en el suelo por 5 minutos, , inhala 2 segundos, mantenlo por 8 seg. y exhala en 4 seg. Repítelo 10 veces a lo largo del día y desintoxica tu cuerpo evitando los azúcares y carbohidratos.

El desempleo solo es una transición, habrá muchos tropiezos a lo largo de tu carrera, asume tu corresponsabilidad.

Lea También:

El desempleo en América Latina aumentaría hasta el 11,5% este año por el COVID-19

Podemos Perú: urge atender a las microempresas y solucionar el desempleo