14.9 C
Huánuco
2 julio, 2022

Serias deficiencias en el Hospital Regional Hermilio Valdizán

EL NUEVO HOSPITAL QUE NO ESTUVO LISTO PARA UNA LLUVIA

La noche del lunes dos de noviembre, la ciudad fue afectada por una intensa lluvia que provocó el colapso del techo del nuevo Hospital Regional Hermilio Valdizán, donde se evidenciaba que áreas sensibles del hospital, se estaban inundando. 

En una primera reacción, los funcionarios del hospital y del Gobierno Regional de Huánuco, aseguraron que el evento no afectó en lo más mínimo a la infraestructura del Valdizán. El jefe de imagen del Gorehco, Nayland Cueva León, informó que solo se “trató de una fuga de agua”, que “todo está controlado y que solo se trató de unas baldosas decorativas” mojadas. 

Un ingeniero de Obrainsa, a quien el mismo Cueva León entrevistó, informó que se trató solo de “filtraciones pequeñas, producto de las lluvias” y que eso “no representó ningún riesgo, ni para el personal médico, ni el personal de mantenimiento, ni para pacientes del hospital”.

Sin embargo, el equipo periodístico del diario AHORA tuvo acceso al informe técnico de la Unidad de Servicios Generales y Mantenimiento, el cual confirma una preocupante realidad: El hospital no soportó una lluvia. A continuación extractos del informe:

“La nueva infraestructura del hospital se vio afectada por inundaciones y filtraciones de agua por los diferentes servicios con los que cuenta ese nosocomio, siendo el más afectado el servicio de Unidad de Cuidados Intensivos, ya que en el pasadizo principal empezó a caer agua en gran magnitud, por ese lugar pasa la tubería de cuatro pulgadas de desagüe fluvial que dejó libre la empresa constructora, que debido a la intensidad de la lluvia torrencial hizo caer las baldosas del cielo raso y del agua, inundando todos los pasadizos y ambientes al mencionado servicio, asimismo, debo informar que el ambiente cuenta con un sistema de respaldo de energía eléctrica”.

Asimismo indica. 

“En el séptimo nivel, que es el techo, empezó a entrar agua en la cabina del ascensor, de igual manera, se tuvo que controlar con el personal de mantenimiento y, en los demás servicios, las filtraciones se dieron por los puntos de dilatación”.

El informe también confirma que la Planta de Oxígeno estuvo en alto riesgo de corto circuito.

“Cabe mencionar que el primer nivel quedó inundado, donde se encuentra el estacionamiento de los vehículos, debido a que el drenaje pluvial de la calle colapsó y por la entrada de la cochera regresó el agua hacia el patio, lo que hizo que se obstruyeran los sumideros dejando ingresar lodo y maleza, asimismo, se debe precisar que en el patio del estacionamiento se encuentra la planta de oxígeno medicinal, en el cual también hubo filtraciones por el techo, poniendo en riesgo que pueda ocurrir un cortocircuito y quedar inoperativa”. …”Las instalaciones eléctricas se encuentran por ductos de subsuelo y los buzones de paso quedaron llenos de agua con los conductores eléctricos”.

Ante este descriptivo e “incuestionable” informe, es momento de hacer un repaso a los antecedentes de la construcción del hospital Valdizán.

Antecedentes

La construcción del nuevo Hospital Hermilio Valdizán se inició el primero de julio del año 2017 y estaba a cargo de dos empresas, Obrainsa (nacional) y Joca (española). Dicho proyecto tenía planificado la entrega de 120 camas, cuatro salas de operaciones. Además, debía contar con seis niveles superiores. Cabe recalcar que, al momento de firmar el contrato con ambas empresas constructoras, éstas asumen la implementación del 25% de los equipos del nuevo hospital.

Ahora bien, dentro del cronograma estipulado en el expediente técnico de la construcción, se daba como fecha de entrega del hospital, finales de diciembre del 2018. Primero, se planificó que durante cuatro semanas se demolería toda la edificación perteneciente al antiguo hospital y, posterior a ello, se iniciaba con el proceso de construcción.

No obstante, la realidad fue otra, y el cronograma establecido nunca llegó a concretarse de acuerdo a lo planificado. En el año 2019, la construcción tuvo que ser paralizada por aproximadamente seis meses debido a errores encontrados en el expediente técnico. Al suceder este infortunio, la fecha de entrega del nuevo hospital tuvo que ser aplazada hasta marzo del 2019.

Durante el 2019, llegó a Huánuco la entonces ministra de salud, Zulema Tomás Gonzales, quien en su visita por la ciudad, supervisó la construcción del hospital y dijo que estaría listo en marzo del siguiente año. La respuesta fue dada en vista de que aún se continuaban corrigiendo los errores encontrados en el expediente técnico.

Tic-Tac 

El tiempo pasó y aún no se tenía alguna fecha precisa de la inauguración del nuevo Hospital Hermilio Valdizán. Hubo algo que complicó mucho más el panorama, y  fue la llegada de la pandemia. Esto puso en jaque tanto a autoridades, funcionarios y a la población entera que necesitaba con urgencia atención dentro del hospital, y ahora con mucha más razón, con la presencia de un mortal virus del que no se sabía nada, excepto que se requería atención médica inmediata en caso de contraerlo.

Efecto colateral

La crisis y falta de equipamiento no tardaron en hacerse sentir y, lamentablemente, la consecuencia más cara fue la pérdida de cientos de huanuqueños que no pudieron tener acceso al sistema de salud regional. El servicio no estuvo operativo cuando la población más lo necesitaba.

Pese a esto, el siete de septiembre del 2020, la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Rocío Barrios, abordó a la ciudad y verificó el avance de la construcción del nuevo hospital Valdizan. Luego de recorrer las instalaciones, declaró que la construcción se encontraba avanzada en un 85%. No obstante, el panorama no sería distinto con el pasar de los meses puesto que, para diciembre del mismo año, el hospital mantenía su avance en el mismo porcentaje.

“La construcción del hospital cuesta al Estado más de 200 millones de soles, debido a que el expediente técnico está mal elaborado y tuvo que modificarse durante el proceso de ejecución”, precisó el entonces contralor, Nelson Shack Yalta.

En diciembre del mismo año, se habían aprobado los adicionales para los presupuestos y plazos de ejecución del hospital. Ante esta situación, se decidió que la obra sería supervisada por la Contraloría General de la República. Todas estas peticiones se realizaron debido a las diferentes complicaciones durante el proceso de construcción y arreglos que se tuvieron que realizar en el expediente técnico que se encontraba mal hecho.

Entrega oficial… pero sin equipos 

Con el transcurso de los meses, la construcción siguió su rumbo y fue hasta la quincena del mes de junio del 2021, que se anunciaba la apertura de dicho hospital. Esta vez sí era oficial y la entrega fue programada para el primero de julio del presente año. Pero, como ya era costumbre, algo faltaba. Y es que el hospital estaba equipado solo en un 40%. Es decir, entraría en funcionamiento, pero no de manera completa y para poder llegar a equiparlo totalmente, se tuvo que iniciar una licitación de ampliación de presupuesto por un monto de 61 millones de soles.

Presupuesto en aumento

Cabe mencionar que, Marco Argandoña, presidente del comité de recepción del hospital, declaró en el mes de junio que la construcción del hospital tuvo dos paralizaciones. La primera, duró 17 meses por la reformulación del expediente técnico. La segunda paralización se dio por cuatro meses y fue a causa de la pandemia.

Además, Argandoña precisó que la obra tuvo un presupuesto inicial de 162 millones de soles, pero que con el tiempo, este monto fue aumentando. En la primera etapa de la obra se adicionó un 14. 2%, lo que produjo que el presupuesto final sea de 182 millones de soles. También declaró que con las últimas actualizaciones, el financiamiento total del hospital llegará a 220 millones de soles.

Traslado gota a gota…

Finalmente, el traslado del personal médico y de los equipos que se encontraban en el hospital de Contingencia se iniciaron el 18 de junio. Ante esto, el Director Regional de Salud, Carlos Segovia, manifestó que el traslado se inició a partir de los funcionarios administrativos y terminará con la Unidad de Cuidados Intensivos.

Hasta el momento, el nuevo Hospital Hermilio Valdizán parece no presentar un buen diagnóstico y se espera que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto. El invierno se acerca y el hospital requiere de atención inmediata para no afectar a los pacientes y demás personal que se encuentra dentro de él.

A primera vista, el resultado parece ser el siguiente: No se planificó, desde todo punto de vista, la demanda que requiere un hospital de esta envergadura. Mientras, el pueblo de Huánuco alberga la esperanza de contar en algún momento, con un hospital digno, con todos los servicios, y que esté preparado para responder y atender, ante cualquier emergencia. 

Hoy lunes, 15 de noviembre, el Consejo Regional se reuniría con carácter de emergencia para evaluar la situación del nuevo Hospital Hermilio Valdizán, ante este controversial informe.

DATO IMPORTANTE:

–   La construcción del nuevo Hospital Hermilio Valdizán se inició durante el período de gobierno del alcalde Aníbal Solórzano y el presidente regional, Rubén Alba Ochoa.

–   Actualmente, el hospital se encuentra bajo el mandato del Ing. José Luis Villavicencio y el gobernador regional Juan Alvarado.

Publicaciones Relacionadas

Autoridades suspendieron orden de desalojo de la Clínica Bolívar

editorahora

Yoel Alcedo: A pesar del caos presupuestal, el Gorehco se ubicará en ranking del MEF

editorahora

Envían a prisión a mujer implicada en el asesinato de Jhoisi Trujillo

editorahora

Envían a la cárcel a mujer policía acusada de pedir 50 soles a mototaxista

editorahora

Caso Jhoisi Trujillo. Hoy deciden situación de mujer implicada en crimen

editorahora

Autoridades ejecutarán hoy orden de desalojo de la Clínica Bolívar

editorahora